Desde el inicio de la pandemia han sido miles los trabajadores de la salud que han tenido que enfrentar el problema desde la primera línea de batalla. Fueron los primeros en observar un aumento considerable en su carga laboral e inclusive han tenido que sacrificar su tiempo personal para atender a todos los pacientes. No ha sido sencillo porque además se encuentra el riesgo permanente a ser contagiados. Aunque pese a todas las adversidades siempre han brindado todo su esfuerzo para salir adelante de este momento tan complicado.

Vidas que ha salvado el personal médico

Para poner en perspectiva, tan sólo el personal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha logrado la recuperación de más de 400 mil personas infectadas. Su atención y cuidados adecuados han sido indispensables para conseguir salvar a tantos pacientes. Mientras que a nivel mundial ya son más de 29 millones de personas las que han logrado superar la enfermedad. Para que eso haya sido posible fue indispensable el trabajo de doctores, enfermeras, camilleros y demás trabajadores.

Ahora bien, tampoco se puede pasar por alto el elevado riesgo al que están expuestos los trabajadores de la salud. En nuestro país ya suman 130 mil 950 infectados y mil 790 fallecidos por Covid-19.

Con lo anterior queda demostrado que se trata de un trabajo de alto riesgo. Por lo mismo, es claro que los encargados de atender a pacientes con esta cepa de coronavirus enfrentan varios temores dentro de su campo profesional.

¿A qué le tienen miedo las médicas de hospitales Covid-19?

A partir de la actual situación, la Facultad de Medicina de la Universidad de Wayne en Estados Unidos realizó un estudio. Mediante una encuesta aplicada a dos mil 700 médicas con hijos se identificaron sus principales temores.

Todas las participantes atienden a pacientes Covid-19 y el 48 por ciento respondió que su principal miedo es exponer a su familia a un posible contagio. Por lo mismo, todas siguen de manera estricta todas las indicaciones recomendadas al momento de salir de hospital y cuando llegan a su hogar. Con esto se reducen las probabilidades de transmitir el virus SARS-CoV-2.

Por su parte, otro de los mayores miedos de las médicas es con respecto a lo que ocurriría con sus hijos si ellas fallecieran. Con base en la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya son más de ocho mil trabajadores sanitarios los que han muerto por esta cepa de coronavirus. No se puede negar que existe un alto riesgo al que están expuestas por la simple realización de sus labores.

Mientras que otro aspecto que también genera preocupación es la salud mental de todos los trabajadores de la salud. Reforzar la moral dentro de los equipos de trabajo es ahora un obligación por las circunstancias a las que se enfrentan.

Por lo pronto, si tú trabajas en hospitales Covid-19, ¿cuáles son tus principales temores?