ZHX2, la proteína responsable en más de la mitad de los casos de cáncer renal

415

En México el cáncer renal se encuentra catalogado como la causa de muerte número 12 en todo el país, con más de 4 mil casos nuevos de diagnóstico cada año. A pesar de su relativamente baja incidencia, la mitad de los casos generalmente no se detectan sino hasta etapas muy avanzadas de la enfermedad y, por ello, tiene una tasa de mortalidad de aproximadamente 50 por ciento.

Como parte de la búsqueda para reducir la mortalidad de la enfermedad a escala global, una investigación realizada por expertos de China, Estados Unidos y Singapur recientemente descubrió la existencia de una proteína que se puede aprovechar de la falta de un gen específico para empezar a acumularse en los riñones y, eventualmente, estimular el cáncer renal.

La investigación, publicada a través de la revista Science, analizó el subtipo de cáncer renal conocido como Carcinoma Renal de célula clara (ccRCC), el cual se caracteriza por la inactivación del gen von Hippel-Lindau (VHL). En su trabajo, los expertos encontraron que la proteína ZHX2, que promueve la generación de tumores en el riñón, también es regulada por el gen VHL y puede ser un potencial objetivo para tratar este tipo de enfermedad degenerativa.

De acuerdo con Zhang Qing, profesor adjunto de la Escuela de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte e investigador líder en el descubrimiento, el gen VHL es un supresor tumoral cuya ausencia es la responsable del 90 por ciento de los enfermos por ccRCC; la cual a su vez abarca el 70 por ciento de los casos de cáncer renal.

Si pierdes VHL, se acumulará una gran cantidad de la proteína ZHX2 en tu cuerpo, lo que activará una señal que promueve el cáncer renal. Esta proteína puede ser un potencial objetivo terapéutico para tratar el cáncer de riñón por sí solo o en combinación con otros tratamientos.

El próximo paso de la investigación será desarrollar técnicas que permitan detectar la presencia de la proteína en el riñón. En estudios de laboratorio, el equipo fue capaz de impedir el crecimiento, invasión y expansión de las células de cáncer renal una vez que la ZHX2 se elimina del organismo, lo que abre la puerta a otras posibilidades de tratamiento.