La salud pública enfrenta un nuevo problema que hasta el momento se mantiene controlado pero podría aumentar en peligrosidad. Se trata del primer contagio documentado de hantavirus en un humano que ocurre en Michigan. De momento la persona afectada permanece hospitalizada y recibe todas las atenciones necesarias. Se reporta que se encuentra delicada pero el mayor temor es que puedan existir más casos.

Descripción de lo ocurrido

Con base en lo reportado por el New York Post, todo se originó en Michigan donde una mujer acudió a los servicios de Urgencias y al principio se le diagnosticó con una enfermedad pulmonar grave. En su declaración señala que antes de sentirse mal estuvo limpiando una casa infestada de ratones.

En ese sentido, hasta el momento lo único que se sabe del hantavirus es que se transmite por medio de las excreciones de los roedores o por mordedura directa de este tipo de animales. Mientras que de acuerdo con los conocimientos actuales no se ha comprobado que se pueda contagiar de humano a humano.

Por su parte, las autoridades del condado de Washtenaw, donde se generó el caso, han alertado sobre la posibilidad de que existan más ratones infectados. De ser así hay un riesgo inminente a que se presenten más casos s inclusive se podría producir un brote.

Mientras que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) dieron a conocer que desde 1993 solo se han presentado 21 casos confirmados en la Unión Americana. Aunque hasta ahora nunca se había detectado uno en Michigan.

Sintomatología de la enfermedad

Lo que causa mayor preocupación es que la tasa de mortalidad es del 40 por ciento. Mientras que la lista de síntomas es bastante amplia e incluye los siguientes:

  • Fiebre.
  • Dolores musculares.
  • Escalofríos.
  • Dolor de cabeza.
  • Diarrea.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Dolor en la zona abdominal o en la parte baja de la columna.

En tanto que visto desde un espectro global, uno de los brotes de hantavirus más recientes y graves se generó en Argentina en 2019. En su momento se confirmaron más de 30 casos y 12 decesos. Aunque al final se pudo controlar pero los daños causados fueron evidentes.