La desaparición del Seguro Popular es una de las grandes luchas de la actual administración dentro del ámbito de salud. La implementación de esta iniciativa implicará un proceso de cuando menos 2 años de largo. Además, sus soluciones para la universalización de la atención han sido discutidas de forma extensa. Ciertos agentes apuntan que el programa va a carecer de capacidad.

Uno de ellos es José Ángel Córdova, ex-secretario de Salud durante 5 años en el sexenio de Felipe Calderón. El funcionario apuntó a Excélsior que el IMSS Bienestar solo brinda atención de  primer y segundo nivel. Por otro lado, el Seguro Popular poseía Unidades Hospitalarias de Alta Especialidad. Estos centros le permitían al programa dar cuidados del tercer y cuarto nivel. Así pues, se podría dejar a una buena parte de la población vulnerable a varias enfermedades.

Córdova señaló que la eliminación del Seguro Popular podría reducir la cobertura a tratamientos especializados. Específicamente aquellos que forman parte del Fondo de Protección Contra Gastos Catastróficos. Entre ellos, señaló las terapias de control del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) y las operaciones contra cáncer. Pero incluso cuidados intensivos neonatales y enfermedades metabólicas, en menores de 10 años, podrían resultar afectadas con el cambio.

Un error, descalificar al Seguro Popular

Córdova recordó que las unidades del IMSS Bienestar solamente prestan atención de primer contacto, medicina interna y cirugía general. Por el contrario, los centros hospitalarios del Seguro Populas cuentan con el equipo para solucionar patologías complejas, trasplantes y otras terapias. Así, consideró un error el planteamiento de la actual administración.

Aseguró que el Seguro Popular se creó con la finalidad de ser un modelo de justicia social. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), dijo, no puede cubrir los servicios que ya se otorgan. Asimismo, reconoció que el gobierno federal ha tenido algunos aciertos en su federalización de la salud. Específicamente, en la realización de compras consolidadas para eliminar la corrupción.