Como te hemos informado, la situación que enfrenta nuestro país por la pandemia cada vez luce más peligrosa. Aunque durante algunas semanas se alcanzó una cierta estabilidad, a lo largo de los últimos días ha existido un repunte de casos. El mayor temor es que se repita lo que actualmente ocurre en Europa, zona que enfrenta un rebrote que ha sido más peligroso que la primera ocurrida a inicios de año. Además se debe tomar en cuenta que ahora se suma la temporada de influenza, lo que podría complicar el panorama.

Mayor control a los gobiernos estatales

De tal forma, el gobierno federal anunció la implementación de un nuevo Semáforo de Riesgo Epidémico por COVID-19. Su vigencia será a partir del 26 de octubre y hasta el 8 de noviembre aunque no se descarta que se pueda extender. De acuerdo con el color (rojo, naranja, amarillo o verde) que se aplique por entidad federativa, las autoridades estatales definirán las actividades permitidas.

En su primera etapa una entidad federativa se encuentra en semáforo rojo, que en este caso es Chihuahua y donde existe un riesgo elevado. A su vez hay 19 en naranja, 11 en amarillo y una en verde. Aunque de acuerdo con la Secretaría de Salud (SSa), sin importar el color las personas deben mantener las medidas de sana distancia y de seguridad sanitaria, como el lavado frecuente de manos con agua y jabón o uso de alcohol gel, estornudo en la parte interna del codo y quedarse en casa ante síntomas de infección respiratoria.

Ahora bien, de acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, hasta el domingo 25 de octubre la Ciudad de México (155,320), Estado de México (95,530), Nuevo León (51,046), Guanajuato (46975), Sonora (37,461), Veracruz (36,609), Puebla (34,864), Tabasco (34,072), Jalisco (32,895) y Coahuila (32,032) son las entidades con el mayor número de casos acumulados de esta cepa de coronavirus.

Los estados que podrían retroceder en el semáforo

Mientras que por el acelerado aumento de casos, Coahuila, Durango y Nuevo León son los estados que presentan mayor riesgo de retroceder en el semáforo epidémico y pasar a color rojo. Debido a que con esta nueva estrategia se realizarán actualizaciones de forma quincenal, será el 6 de noviembre cuando se informe cómo ha sido la evolución. En ese momento se especificará las entidades que avanzan, las que retroceden y las que se mantienen igual.

Por su parte, el director general de Epidemiología, José Luis Alomía Zegarra, señaló que cada entidad será responsable de aplicar las medidas que considere pertinentes para evitar el incremento de contagios por Covid-19. Aunque sostuvo que independientemente del nivel de riesgo epidémico, difícilmente se regresará a las actividades que se tenían antes de la pandemia.

También informó que en la semana número 42 se registró una positividad del 40 por ciento de casos de Covid-19, con un total de 650 mil 355 personas recuperadas y dos millones 295 mil 678 pruebas realizadas. De ellas, un millón 72 mil 260 fueron negativas y hubo 891 mil 160 confirmados.

Agregó que a nivel nacional las instituciones de salud cuentan con una disponibilidad de 69 por ciento de camas generales para la atención de infección respiratoria y 74 por ciento de camas con ventilador para pacientes graves.