Estos 2 medicamentos NO funcionan contra la Variante Ómicron según la FDA

Aunque ambos medicamentos recibieron la autorización el año pasado ahora la perdieron por su baja eficacia contra la Variante Ómicron.

Conforme avanza la emergencia sanitaria se ha reunido la suficiente evidencia para crear nuevos tratamientos que ayuden a los pacientes. Uno de los inventos más importantes ha sido la vacuna contra la Covid-19 que cada vez se aplica en más países. Hasta ahora distintas farmacéuticas han desarrollado sus propias versiones con distintos resultados. Al mismo tiempo, también se ha verificado que algunos medicamentos no funcionan o pierden eficacia contra la Variante Ómicron.

De hecho, fue a finales de noviembre del año pasado cuando se identificó por primera ocasión esta mutación en Sudáfrica. Desde entonces se ha expandido al resto del mundo hasta convertirse en la dominante.

En ese sentido, algo que ha demostrado esta cepa es una reducción en la eficacia de ciertas inmunizaciones. Además tiene una alta capacidad de reinfección. Por lo mismo, la probabilidad de contagio a pesar de contar con un esquema completo de vacunación es bastante alta. Durante las últimas semanas se han registrado casos de personas que contraen la Covid-19 por segunda ocasión como el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los dos tratamientos que ya no se recomienda utilizar

En medio de este panorama ahora la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) hizo un anuncio importante. A través de un comunicado señaló que hay dos medicamentos que habían sido aprobados pero tienen una eficacia bastante baja contra la Variante Ómicron. Por lo tanto tomó la decisión de retirar la licencia de uso de emergencia para ambos.

En este caso nos referimos a los tratamientos bamlanivimab y etesevimab que se administran juntos por la farmacéutica Eli Lilly. Además de REGEN-COV, compuesta por casirivimab e imdevimab de Regeneron.

Debido a que los datos muestran que es muy poco probable que estos tratamientos sean activos contra la Variante Ómicron, la FDA concluyó que estos tratamientos no están autorizados para su uso en ningún estado, territorio o jurisdicción de Estados Unidos a partir de este momento.

Por su parte, el NIH COVID-19 Treatment Guidelines Panel, un panel independiente de expertos nacionales, recomendó recientemente no usar bamlanivimab y etesevimab (administrados juntos) y REGEN-COV (casirivimab e imdevimab) debido a la actividad marcadamente reducida contra la Variante Ómicron.

Los anticuerpos monoclonales son proteínas fabricadas en laboratorio que imitan la capacidad del sistema inmunológico para combatir patógenos dañinos como virus. Y al igual que otros organismos infecciosos, el SARS-CoV-2 puede mutar con el tiempo, lo que hace que ciertos tratamientos no funcionen contra ciertas variantes, como ahora ocurre con la Variante Ómicron.

Según los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), se estima que esta variante representa más del 99 por ciento de los casos en los Estados Unidos al 15 de enero. Por lo tanto, es muy poco probable que los pacientes con Covid-19 estén infectados con otra variante.

¿Qué pasará en México?

Ahora lo importante es conocer si en México se toma una decisión similar acerca de estos medicamentos contra la Variante Ómicron. Se debe recordar que el 27 de julio de 2021 la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) autorizó el tratamiento de bamlanivimab y etesevimab para pacientes Covid-19. Aunque a partir de lo ocurrido en Estados Unidos se podría suspender la indicación.