La Psicología es la ciencia que estudia al individuo, así como sus vivencias y su comportamiento. Se trata de un campo de estudio muy amplio y extenso que requiere una forma específica y especializada. Es por eso, por lo que para ser un buen psicólogo debes poseer una serie de características y habilidades fundamentales.

Pero, ¿cuáles son las características que debe presentar un buen psicólogo? A continuación te vamos a enumerar algunas de las fundamentales que te harán tener el éxito como profesional de la Psicología.

Apertura mental

Para ser un buen psicólogo debes estar libre de prejuicios, creencias, estereotipos e ideas preconcebidas. Es decir, esto se refiere a estar abierto a nuevas ideas, a lo desconocido y a lo diferente. Esta cualidad es esencial para los profesionales ya que nunca sabes quién puede acudir a tu consulta. Así que siempre debe estar abierto a conocer la esencia de la persona, sus intereses e ideas y su propia cultura.

Para adquirir esta característica tienes que haber salido de tu zona de confort y, para ello, es conveniente que cuestiones, descubras, indagues y asimiles que lo que te rodea puede servirte como una verdadera fuente de inspiración.

Empatía

Para ser un buen psicólogo debes ponerte en el lugar de los pacientes y tienes que contar con mecanismos y estrategias mentales para comprender cuáles son sus miedos, sus necesidades y la particularidad de sus circunstancias. Eso sí, de forma errónea, se considera la empatía como una especie de misticismo pero es cierto que los psicólogos conceden la misma importancia a las ideas ajenas como a las propias.

Introspección

Esta relacionada con la apertura mental y para lograrlo es necesario que realices una labor muy importante de introspección. Es decir, debes observarte a ti mismo, analiza y entiende. Solo conociéndote a ti mismo alcanzarás ese mejor conocimiento y también el manejo y control de tus estados mentales.

Seguridad

Para ser un buen psicólogo debes tener mucha seguridad en ti mismo y en tu capacitación como profesional. Es decir, debes mostrar confianza en tus propias palabras, para así transmitir esa confianza al paciente que te pide ayuda.

Accesibilidad

Es una cualidad que se encuentra a medio camino entre la comodidad y la comprensión. Por tanto, es conveniente que el paciente se sienta a gusto con el profesional para así poder conversar y contarle su caso, sus problemas, sus intenciones o sus mayores secretos.