Cada día que transcurre se aplican millones de vacunas contra la Covid-19 en todo el mundo. Es una noticia favorable porque significa que más personas están protegidas contra cuadros severos de esta enfermedad. Aunque lo cierto es que se trata de un proceso tardado que va a requerir meses y tal vez años para que la mayoría de la población obtenga la inmunización. Además se debe tomar en cuenta que actualmente los países con mayor riqueza e infraestructura han sido acusados de acaparar los biológicos y dejar vulnerables a los demás.

Por su parte, conforme avanza la vacunación en el plante también se obtiene nueva información de interés. Aunque cada opción de las que se encuentran disponibles tuvo que superar varias fases clínicas siempre hay nuevos aspectos que se pueden presentar.

Con lo anterior en mente, existen algunas molestias y efectos secundarios que se pueden presentar entre quienes reciben la inoculación. Algunos son mínimos como dolor en el brazo o enrojecimiento en la piel pero también han ocurrido otros de fuerte intensidad.

Con base en el Sistema de Vigilancia Epidemiológica se han registrado nueve mil 792 Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación (ESAVI) en nuestro país. La cifra representa el 0.4 por ciento del total de inoculaciones que se han aplicado. Mientras que van 59 reacciones adversas graves registradas y todas han sido con los insumos de Pfizer y AstraZeneca.

Nueva reacción identificada que provoca la vacuna

Aunque ahora un artículo publicado en The New York Times alerta por efecto secundario que han presentado varias de las personas que han recibido la vacuna contra la Covid-19. Aunque algo importante que se aclara es que es algo “normal” y no debe causar alarma.

En este caso se trata de ganglios linfáticos inflamados en la axila o cerca de la clavícula del brazo en el que se recibe la inyección. En un principio existió una fuerte preocupación en las personas porque pensaban que era algo negativo e inclusive algunos llegaron a confundirlo con una señal de cáncer.

Aunque con base en los especialistas es algo normal que también ocurre con otras inmunizaciones como la del Virus del Papiloma Humano (VPH). Mientras que es una molestia pasajera porque después de un par de días suele desaparecer.

Además se indica que desde los ensayos fue un efecto detectado en los voluntarios. En el caso de Moderna se comprobó que el 11.6 por ciento de las personas presentaron ganglios linfáticos inflamados después de recibir la primera dosis. Mientras que 16 por ciento reconoció que esta molestia ocurrió con la segunda inyección.

Con respecto a Pfizer también se le considera una reacción “normal” aunque con una incidencia mucho menor. En la fase 3 de ensayos clínicos se comprobó que el 0.3 por ciento de los voluntarios sufrió de este tipo de hinchazón.

Ahora bien, en el caso de México la vacuna de Moderna no ha sido aprobada y por lo mismo es que este tipo de efecto secundario no se ha reportado con tanta frecuencia como en Estados Unidos o Europa.

Mientras tanto, una de las conclusiones es que los ganglios linfáticos inflamados no deben causar preocupación en quienes acaban de recibir la vacuna contra la Covid-19. Aunque si después de un período de seis semanas se mantienen los bultos entonces es necesario acudir de inmediato con un especialista para una revisión detallada.