Las enfermedades visuales son un importante motivo de discapacidad. Dentro de las múltiples afectaciones que se pueden provocar las cataratas son la principal causa de ceguera reversible en México. A la fecha este padecimiento afecta a tres millones de personas y suma 140 mil casos nuevos cada año.

Por su parte, la Dra. Erika Fernández Muñoz, presidenta de la Sociedad Médica de APEC, Hospital de la Ceguera señala que su definición es una opacidad gradual del cristalino del ojo, el cual debe ser transparente. Al tornarse nublando u opaco provoca una disminución visual progresiva.

Detección oportuna del problema

Debido a la gravedad y aumento del problema se nombró a junio como el Mes de concienciación de la catarata. La especialista afirma que al igual que la mayoría de las enfermedades, una de las máximas recomendaciones es acudir a revisiones periódicas.

En ese sentido, el oftalmólogo debe realizar una serie de pruebas que van desde un examen completo de ojos, pruebas de agudeza visual y de dilatación de pupilas hasta la medición de presión en el ojo o tonometría.

“Los pacientes con cataratas tienden a sentir como si estuvieran observando a través de una ventana empañada o nublada, por lo que el desempeño de sus labores se ve muy afectado”.

Mientras que dentro de los principales factores de riesgo se encuentran el tabaquismo, exposición a luz ultravioleta y enfermedades sistémicas como la diabetes. Aunque el principal factor no reversible es la edad.

Principal forma para atender a los pacientes

Si bien hasta ahora no hay un método para prevenir completamente la aparición de las cataratas, la cirugía es considerada un tratamiento altamente efectivo. En ese sentido, la oftalmóloga detalló que se trata de un procedimiento ambulatorio y seguro que consiste en extraer el cristalino del ojo y en la mayoría de los casos, reemplazarlo con un lente intraocular que puede ser para corregir sólo la visión de lejos (lente intraocular monofocal), la visión de lejos y cerca (lente intraocular multifocal) e incluso el astigmatismo elevado (lente intraocular tórica).

“Anteriormente, si se realizaba una cirugía de catarata, se tenían que llevar gafas con lentes muy gruesos o lentes de contacto especiales para ver claramente. Hoy en día gracias al uso de los lentes intraoculares, esta operación es más cómoda para el paciente”.

Agregó que es importante que las personas permanezcan atentas si presentan algún signo como visión borrosa, fotofobia o sensibilidad a la luz, dificultad para enfocar o para ver de noche, así como incapacidad de distinguir colores, relieves y contrastes.

Finalmente la especialista refirió que se estima que entre el 40 y 50 por ciento de los casos de ceguera en México se generan por cataratas. Por lo tanto es un problema que se debe identificar y atender lo más pronto posible. De lo contrario las consecuencias pueden ser bastante severas para la calidad de vida.