Desde el inicio de su administración el mandatario Andrés Manuel López Obrador mostró un fuerte rechazo por los lujos y opulencia de gobiernos anteriores. El caso más notorio es el avión presidencial e inclusive se garantizó que sería vendido y lo obtenido se invertiría en la compra de equipo médico. Aunque a más de dos años del inicio del sexenio todavía no se ha cumplido la promesa. Ante la falta de compradores serios se propuso una rifa que tendrá lugar el próximo 15 de septiembre durante los festejos de la Independencia de México.

Fue el día de hoy durante la conferencia matutina que el director de la Lotería Nacional, Ernesto Prieto Ortega, dio a conocer que ya se ha vendido el 63.58 por ciento del boletaje. La cifra representa 3 millones 815 mil ‘cachitos’.

Médicos podrían volverse “millonarios”

Por su parte, AMLO añadió que cada uno de los 956 hospitales Covid del país recibirá mil boletos para participar en este sorteo. En este caso será el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) el encargado de entregarlos para que puedan formar parte de la rifa.

En ese sentido, se debe recordar que el sorteo consiste en 100 premios de 20 millones de pesos cada uno. En caso de que algún nosocomio resulte ganador serán sus propios médicos los que decidirán en qué quieren utilizar el dinero. Aunque el mandatario comentó que espera que escojan la compra de insumos, uniformes, equipo, ambulancias o cualquier otro bien que ayude en la realización de sus actividades.

En otro orden de ideas, se debe recordar que cuando inició la rifa a inicios de año se anunció en el propio boleto que todo lo obtenido sería invertido para la compra de equipo médico. Originalmente el sorteo tendría lugar el 5 de mayo pero la pandemia y la baja venta del boletaje obligaron a retrasar la fecha.

Equipo médico a cambio del avión presidencial

A su vez, se mantiene abierta la venta del avión presidencial con un valor estimado de 2 mil 500 millones de pesos. Debido a que no se ha logrado concretar la transacción, inclusive se ha propuesto un trueque a cambio de equipo médico que iría a los hospitales públicos del país.

De acuerdo con la Secretaría de Salud (SSa), lo que se pide por la aeronave es lo siguiente:

  • 6 equipos de resonancia magnética.
  • 6 angiógrafos.
  • 10 tomógrafos.
  • 3 aceleradores lineales.
  • 250 ambulancias.
  • 150 equipos de rayos X.
  • 998 camas.
  • 71 esterilizadores.
  • 435 ventiladores.
  • 13 aparatos para mastografías.
  • Mil camillas.
  • 291 lámparas quirúrgicas.
  • 181 mesas quirúrgicas.

Pese a lo anterior, la oferta tampoco ha llamado la atención de compradores y mientras tanto el avión presidencial permanece resguardado y sin la posibilidad de ser vendido.

Y si el hospital en el que trabajas resulta ganador, ¿qué te gustaría que se comprara con el premio?