A lo largo de las últimas décadas un problema de salud que ha cobrado relevancia es el VIH. Fue en 1981 cuando se detectaron los primeros casos de un nuevo virus y un par de años después se le bautizó con el nombre que a la fecha se le conoce. Por su parte, se estima que actualmente existen 36.7 millones de personas infectadas a nivel global. Aunque debido al desarrollo médico ha dejado de ser una enfermedad mortal a una tratable.

En ese sentido, desde que fue identificado por primera vez hasta nuestros días el VIH/SIDA ha provocado al menos 35 millones de muertes. Con estos número se trata de una de las pandemias más mortales en la historia de la humanidad.

Por otra parte, para su tratamiento y conseguir cierto control en los pacientes se requiere de tratamientos con antirretrovirales. De esta manera se logra evitar que el virus avance aunque su consumo suele provocar adversidades como vómito frecuente. Sin embargo también existe un misterio que a la fecha la comunidad médica no ha podido explicar.

Caso que marcaría un precedente en la historia

El día de hoy The New York Times publica el testimonio de una mujer que representaría el primer caso de la historia de una persona que se “cura” del VIH sin haber recibido medicamentos. Con base en lo descrito, Loreen Willenberg se contagió en 1992 y a la fecha permanece estable y sin molestias mayores en su salud.

Aunque existen un par casos similares previos, la diferencia es que la mujer nunca se ha sometido a un trasplante de médula ósea ni ha consumido antirretrovirales. Los investigadores señalan que este fenómeno se presentaría en una cantidad bastante limitada de personas infectadas.

A través de una investigación publicada en la revista Nature se reconoce la existencia de casos excepcionales de pacientes con VIH que han logrado controlar la enfermedad sin el consumo de fármacos. A decir del trabajo este hecho corresponde a menos del 0.5 por ciento del total de infectados.

Posible explicación de este fenómeno

Con base en lo documentado, en este tipo de pacientes los reservorios del virus están contenidos en partes del genoma que los científicos llaman ‘desiertos genéticos’ y se activan cuando se abandona la medicación. A la fecha se desconoce a qué se debe este fenómeno pero podría ser utilizado para desarrollar una potencial cura a futuro.

Por otra parte, vale la pena recordar un caso opuesto que se registró a inicios de este 2020. Especialistas del instituto catalán IrsiCaixa identificaron a un hombre de 41 años de edad que se convirtió en el primero de la historia en ser resistente a todos los antirretrovirales existentes.

En su momento los investigadores afirmaron que este fenómeno en específico surgió por dos motivos principales. El primero es la exposición durante los primeros años a fármacos antirretrovirales que no eran tan eficaces como los actuales. Mientras que la segunda opción es una posible falta de constancia en la toma de los medicamentos de parte del paciente. Inclusive podría ser una combinación de ambas.