Conforme pasa el tiempo se amplía el conocimiento que se tiene sobre la Covid-19. Al inicio, por ser una nueva enfermedad, se desconocía su forma de transmisión, los síntomas y las secuelas que provoca. Ahora se cuenta con más elementos para disminuir la probabilidad de contagio y determinar cómo se debe atender a una persona infectada. Todavía quedan muchas preguntas por responder pero al menos se han logrado importantes avances.

De reinfección a infección crónica

En ese sentido, el paso de los meses y las investigaciones ha permitido rectificar la información. En un inicio se pensaba que las personas que se contagiaban y superaban la enfermedad adquirían una inmunidad de largo plazo. Ahora se sabe que no es por completo cierto porque cada vez son más comunes los casos de reinfección.

Ahora bien, aunque una persona se infecte por segunda vez no significa que se trata de un caso de reinfección. De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) existen cuatro criterios que se deben cumplir. En caso de que no sea así entonces se cataloga como infección crónica.

La coinfección de Covid-19 es una realidad y en esto consiste 

Mientras que por otra parte, ahora se han confirmado los primeros casos de coinfección Covid-19 en el mundo. De acuerdo con lo reportado por Reuters, mediante exámenes genéticos en Brasil se ha identificado a varias personas infectadas al mismo tiempo con dos variantes de coronvirus.

De manera más concreta se indica que esto ocurrió en la ciudad de Río Grande do Sul, ubicada al sur de la nación. Al realizar la revisión a un grupo de 92 paciente se comprobó que al menos dos presentaban esta extraña característica. Además se menciona que uno de ellos es la mutación E484K, surgida originalmente en Sudáfrica.

¿Es más peligrosa?

Por ser algo inédito en el mundo se desconoce si esta coinfección implicaría una mayor transmisión de la enfermedad o si aumenta el riesgo de mortalidad. Aunque lo que se menciona es que los dos pacientes confirmados presentaron un cuadro de leve a moderado. Además se recuperaron sin la necesidad de hospitalización.

Pero aunque se trata de los primeros casos detectados en el mundo, no se descarta que antes ya se hubieran presentado otros. Por lo mismo ahora se requiere de más investigaciones para verificar si existen casos similares en otras naciones.

Por su parte, otra característica que se debe cumplir para que se trate de un caso de coinfección es que el paciente desarrolle dos variantes de coronavirus. Lo que sí ha ocurrido antes es que una misma persona se contagie de Covid-19 y dengue. Ahora se requiere de más investigaciones para ahondar en este fenómeno y sus consecuencias.