El trabajo que un médico como tú realiza es invaluable aunque también bastante laborioso. Siempre se mantiene una lucha constante contra el tiempo para poder ofrecer un servicio de calidad pero también ayudar a todas las personas que requieren de ti. Cada paciente es igual de valioso y requiere una revisión profunda para identificar el origen de su malestar. A partir de tus conocimientos debes elegir los medicamentos ideales para cada caso. Aunque también se debe recordar que en sala de espera hay más enfermos que necesitan de tu atención.

Este procedimiento siempre ha existido y lo debes de respetar en tu vida diaria. No importa que dos personas tengan la misma enfermedad porque sus características personales vuelven a cada caso único. Además también se debe llenar el expediente clínico y eso requiere de más tiempo durante la consulta.

En tanto que durante los últimos meses el mundo ha experimentado una transformación radical a causa de la pandemia. Tan sólo en el caso de México ya se contabilizan poco más de dos millones de personas contagiadas hasta este momento. Aunque existen sospechas de que la cifra real podría ser mucho mayor si se considera a los asintomáticos o quienes se han infectado y nunca lo supieron.

Ahora bien, es necesario recordar que hasta el momento no se cuenta con un medicamento especialmente diseñado contra la Covid-19. Por lo tanto, los doctores deben recurrir a las opciones que tienen a su alcance para combatir los principales síntomas que presente cada paciente.

Con esto en mente, ahora la principal duda es acerca de los fármacos que son más convenientes para recetar a las personas con sospechas o contagiadas. Al respecto, el Dr. Alejandro Macías elaboró un video que puede ser considerado como una guía para los médicos de primer contacto.

Medicamentos ideales para etapas iniciales

En este caso, lo primero que recomienda el infectólogo es verificar que el paciente se encuentre en la fase inicial de la enfermedad. De ser así lo ideal es primero verificar su oxigenación en la sangre y recetar opciones como paracetamol. En la mayoría de los casos eso es suficiente para que exista una recuperación durante el período de aislamiento de 10 días.

Otra opción disponible son los antiinflamatorios como el ibuprofeno, naproxen y el ácido acetilsalicílico. Aunque reconoce que no está mal utilizarlos señala que se deben tomar algunas precauciones. En ese sentido, lo primordial es la edad y el peso del paciente. Cuando son jóvenes no hay muchos inconvenientes pero en adultos mayores se puede afectar los riñones.

Los que no se deben de recetar

Por su parte, indica que los anticoagulantes no son recomendables para iniciar el tratamiento en los pacientes por sus posibles efectos secundarios. En tanto que reconoce que la ivermectina es una alternativa controvertida porque algunas instituciones la recomiendan aunque a la fecha no existe la evidencia científica suficiente para afirmar que funcione. El Dr. Macías concluye que él no la utiliza.

Mientras que dentro de las opciones que absolutamente nunca se deben utilizar para combatir a la Covid-19 se encuentran los antibióticos. Cualquier médico que los recete puede provocar un severo daño al paciente porque no funcionan contra esta nueva enfermedad y las consecuencias negativas pueden ser de distinta magnitud.

Y finalmente menciona a la dexametasona como otro medicamento que no se debe de utilizar al menos en las fases iniciales de la Covid-19. La evidencia ha mostrado que sólo funciona cuando se trata de casos graves y por lo tanto los únicos que la pueden recetar son los especialistas y no los médicos generales.