La emergencia sanitaria se mantiene en México e inclusive se ha incrementado en intensidad a raíz del actual repunte. De acuerdo con la Secretaría de Salud (SSa) suman un total de dos millones 659 mil 137 casos y 236 mil 331 defunciones por Covid-19. De ambas cifras la mayoría corresponde a población adulta y muchos de ellos tenían hijos que ahora han quedado en orfandad. Precisamente se trata de una consecuencia de la pandemia que pocas veces es abordada o mencionada.

El impacto en la población infantil

Al respecto, la revista médica The Lancet elaboró el primer estudio mundial sobre el tema. El objetivo fue demostrar la inmensa cantidad de niños que han perdido uno o ambos padres a causa de esta nueva enfermedad.

Para la realización de la investigación se contemplaron 21 países distintos. De cada uno se contemplaron las base de datos sobre la mortalidad asociada a Covid-19 y los datos de fertilidad. De esta forma se obtuvo un modelo de tasas de orfandad asociada a la pandemia.

Lo primero que se observa es que al menos 1.1 millones de niños de todo el mundo sufrieron la muerte de uno o de ambos padres durante los primeros 14 meses de la pandemia. Mientras que al menos otro medio millón sufrió el fallecimiento de uno de sus abuelos que habitaban en su misma casa.

Cifras de México

Al hacer una revisión más detallada por países se obtiene que México ocupa el primer lugar mundial con respecto a niños que quedaron en orfandad por la pandemia. Lo que se menciona es que entre el 1 de marzo de 2020 y el 30 de abril de 2021 un total de 131 mil 325 menores de 18 años perdieron por lo menos a uno de sus padres.

Mientras que también se indica que cuatro mil 429 menores vieron el fallecimiento de su abuela, cinco mil 342 el de su abuelo y 36 el de ambos. Por lo tanto, si se añaden estos tres parámetros entonces la cifra de niños mexicanos en orfandad por la Covid-19 aumenta hasta 141 mil 132.

En ese sentido, la cifra es mayor a la de otras naciones con una población total mayor. En el caso de la India se reportaron 116 mil 263 niños en orfandad. Mientras que en Brasil fueron 113 mil 150 y en Estados Unidos 104 mil 884.

Por su parte, a nivel mundial también se obtuvo que la proporción de perder al padre fue de dos a cinco veces mayor que a la madre. Una posible explicación es que el varón suele ser el sustento de las familias y quien tuvo que salir a trabajar durante la pandemia a pesar del riesgo. Como consecuencia muchos de ellos se contagiaron y fallecieron.

Por su parte, se trata de una estadística negativa más que acumula México. A la fecha se mantiene dentro de los países con más trabajadores de la salud que han muerto por Covid-19. Hasta este momento son al menos cuatro mil los que se tienen detectados.