A propósito de que hoy se conmemora el Día Mundial para la Prevención del Suicidio vale la pena recordar el actual panorama que se vive en la Medicina. A pesar de ser una noble profesión cuyo máximo objetivo es procurar el bienestar de los demás, en muchas ocasiones los doctores terminan por descuidarse a sí mismos. En ocasiones no se es congruente con respecto a las indicaciones que se hacen al paciente porque los galenos no las aplican en su vida diaria.

Como muestra de lo anterior, en 2018 el portal Medscape presentó un estudio cuya conclusión es terrorífica. Los médicos tienen el doble de riesgo de cometer suicidio que el resto de la población. Y cuando se trata de médicas el índice aumenta hasta el triple. Se trata de una estadística alarmante que a la fecha se mantiene vigente. Además se trata de un problema global que está presente en los profesionales de la salud de todo el mundo.

Pero ya que se conoce la problemática, el siguiente punto es indagar en sus motivos y posibles soluciones. En el caso específico de México todo inicia desde la parte formativa. La carrera universitaria es demasiado absorbente y en ocasiones se le exige demasiado a los estudiantes.

Factores que propician el suicidio

Al estrés constante se deben sumar las exigencias a las que son sometidos los futuros médicos. Como ejemplo, durante las residencias médicas son “normales” las jornadas que se extienden por 36 horas consecutivas. No importan factores como el cansancio y el agotamiento porque siempre deben de estar listo para auxiliar a los pacientes. Se trata de un requisito que deben superar todos los que aspiren a convertirse en galenos profesionales.

Pero si durante la parte estudiantil las obligaciones son muchas, dentro del campo laboral todavía son más. En especial dentro del sector público mexicano es donde se presentan más problemas. Resulta muy complicado obtener una plaza y cuando por fin se consigue, las condiciones de trabajo son extremas. Existe una saturación de pacientes y muy pocos apoyos para los galenos.

Por otra parte también se encuentra el aspecto de los salarios que en México son más bajos en comparación con el resto del mundo. Hace unos días te compartimos un reporte con las entidades en donde se le paga menos a los médicos. En primer lugar está Guerrero con un promedio mensual de 7 mil 972 pesos. La cifra resulta ofensiva si se considera lo indispensable de la profesión y que son necesarios al menos seis años de formación.

A su vez se debe añadir el problema actual de la pandemia y cómo se ha abandonado a los profesionales de la salud. Con base en una investigación de Amnistía Internacional ya han fallecido más de siete mil trabajadores del sector por esta nueva enfermedad. Aunque lo que más llama la atención es que mil 320 corresponden a México, por lo que es el país con la mayor tasa de mortalidad en personal médico.

Como una suma de todos los aspectos mencionados es que se considera que los médicos, tanto de México como de otros países, sufren de esclavitud moderna. Por eso se infiere que muchos de ellos optan por terminar con su sufrimiento mediante el suicidio.

Y ahora, con respecto a las soluciones, ¿tú qué alternativas crees que se deberían de implementar contra este problema de salud pública?