Qué es el sobreentrenamiento mental y como enfrentarlo

75

Qué es el sobreentrenamiento mental y como enfrentarlo

El sobreentrenamiento mental se crea por el exceso de requerimientos psicofísicos a los que se somete el individuo a lo largo de su jornada. Es así, como no solo los músculos, tendones y ligamentos sufren frente al impacto negativo del entrenamiento físico desbordado. Sino que la mente también se ve abocada a un desajuste emocional generado por las exigencias intelectuales, repercutiendo en la estabilidad y condiciones de vida.

El cerebro al realizar una actividad percibe la información, la interpreta y toma decisiones, de una manera natural. Pero cuando se requiere un grado de esfuerzo elevado; físico o mental; de una manera continua, sobrepasando las capacidades del individuo, se acrecienta el riesgo de desarrollar una fatiga crónica. Debilitando el sistema inmune, desmejorando las condiciones cognitivas y elevando la posibilidad de enfrentar patologías asociativas.

El sobreentrenamiento mental, tiene un origen multicausal diferenciador. Ya que, todas las personas no lo perciben de la misma manera. Sin embargo, algunos factores como no dormir lo suficiente, trabajar en un ambiente poco iluminado, y enfrentar exigencias que superan las capacidades intelectuales. A la vez que sufrir algún trastorno emocional y no descansar, pueden ser elementos responsables de este síndrome.

La fatiga crónica generalizada es el principal síntoma de esta anomalía. Sin embargo, las cefaleas, los dolores musculares, los calambres, la pérdida del apetito, la falta de concentración y los cambios de humor, también son indicadores de una carga mental elevada. Así mismo, el impacto físico del sedentarismo postural, lleva a incrementar las posibilidades de desencadenar patologías musculo esqueléticas, osteoartritis, cardiopatías, isquemias cerebrales y problemas digestivos.1

Cuidando la salud somos más productivos

El estrés, producto de exceso de esfuerzo mental y físico, es un factor acumulativo, que a largo plazo converge con la depresión, ansiedad e incapacidad de cumplir tareas. Convirtiéndose en una condición clínica que debe ser tratada.  Especialmente porque entre sus consecuencias más notables esta la inestabilidad emocional, las alteraciones psicosomáticas y los problemas de sueño. Menoscabando paulatinamente la salud y frenando las habilidades del individuo. 2

Realizar pausas activas, Es una de las principales recomendaciones que se deben tener presente ante una actividad demandante. De esta manera no se crea un sobreentrenamiento mental y se evitan las repercusiones anexas, delimitadas por el estrés y la fatiga crónica. De esta manera se mejora la postura, favorece la concentración y ayuda a aumentar los niveles de autoestima y capacidad de concentración.3

Llevar una dieta equilibrada rica en nutrientes y respetar las horas de alimentación es muy importante. Así evitamos el deterioro celular, la prevalencia de infecciones y los problemas gastrointestinales. Cabe recordar que los productos que consumimos le proporcionan energía a nuestro cerebro para hacerle frente a los desafíos intelectuales y físicos que se presentan.

Mantener un patrón de descanso, es indispensable. Ya que, no hacerlo influye en la capacidad de resistencia del organismo ante la fatiga, generando problemas físicos y síntomas mentales. Sobre todo, porque cuando se alargan las horas de trabajo o estudio, especialmente en la noche, los ciclos circadianos se alteran, entorpeciendo la labor de limpieza y mantenimiento, que los órganos realizan mientras se duerme.

El sobreentrenamiento mental, disminuye la eficiencia funcional de nuestro cerebro y lleva a desarrollar patologías en nuestro organismo que nos pueden incapacitar. Por ello, se deben aplicar estrategias individuales para fortalecer la capacidad mental, además de aprender a afrontar y prevenir la fatiga. Igualmente se debe buscar técnicas para mejorar el tiempo y la carga de trabajo, buscando mayor productividad, sin poner en riesgo la salud.

Referencias:

  1. M. Isabel de Arquer. Carga mental de trabajo: fatiga. Min. Trab. Asunt. Soc. ESp. [internet] 1999[consultado 14 abril 2021]. Disponible en:

https://www.insst.es/documents/94886/326962/ntp_445.pdf/a0a57c8d-2ae3-445b-b525-b57d0ad54592#:~:text=.

  1. Paula Ceballos-Vásquez, Gladys Rolo-González, Estefanía Hérnandez-Fernaud, Dolores Díaz-Cabrera, Tatiana Paravic-Klijn, Mónica Burgos-Moreno. Factores psicosociales y Carga mental de trabajo: una realidad percibida por enfermeras/os en Unidades Críticas. Rev. Latino-Am. Enfermagem. [internet] 2015 [consultado 14 abril 2021];23(2):315-22. Disponible en:

https://www.scielo.br/pdf/rlae/v23n2/es_0104-1169-rlae-23-02-00315.pdf

3.Mingote Adán José Carlos, Pino Cuadrado Pablo del, Sánchez Alaejos Raquel, Gálvez Herrer Macarena, Gutiérrez García M.ª Dolores. El trabajador con problemas de salud mental: Pautas generales de detección, intervención y prevención. Med. segur. trab.  [Internet]. 2011 [citado 2021 Abr 14]; 57(Suppl 1): 188-205. Disponible en:

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0465-546X2011000500012&lng=es.

http://dx.doi.org/10.4321/S0465-546X2011000500012.

.