Las cifras actualizadas muestran que suman 978 mil 531 casos totales y 95 mil 842 defunciones por Covid-19 en México. Pero aunque el problema se mantiene activo, cada vez luce más cercana una solución. Hasta el momento Pfizer y el Gobierno de Rusia han hechos públicos los resultados preliminares de sus respectivos proyectos. Lo que muestran es una alta eficacia y muy pocos efectos secundarios. Aunque no es definitivo, sí es una buena señal de que los trabajos en desarrollo lucen alentadores.

Por su parte, también existen otras compañías que han iniciado los ensayos clínicos fase 3 de sus respectivas vacunas. Dentro de ellas se encuentra la china CanSino que recién comenzó sus pruebas en distintas naciones alrededor del mundo. Uno de los países en donde tiene presencia es México y algunos voluntarios en Oaxaca y Guerrero ya recibieron las primeras dosis.

Sumado a lo anterior, también se confirmó que Aguascalientes, Ciudad de México, Coahuila, Michoacán y Nuevo León se suman a los estados en donde se aplicarán las pruebas.

Selección de voluntarios en la CDMX

Con respecto a la capital del país, la empresa oriental dio a conocer los requisitos que se solicitan para poder participar en el ensayo.

  • Ser mayor de edad.
  • Contar con una buena salud.
  • No haber padecido Covid-19.

¿A dónde se debe acudir?

Será a partir de este viernes 13 de noviembre cuando arranque el proceso. El reclutamiento se hará en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” y en los Centros de Salud José Castro Villagran, David Fragoso Lizalde y Pedregal de las Águilas, ubicados en las alcaldías Coyoacán y Tlalpan. Además se especifica que la convocatoria está abierta tanto a hombres como a mujeres.

Además se indica que la selección será progresiva. En la etapa inicial se contempla reclutar a cinco voluntarios por día y posteriormente aumentará la cifra hasta llegar a 100 o 150 por jornada. En total se prevé juntar a cinco mil personas.

Proceso de selección

La selección de personas será bastante meticulosa y el objetivo final es verificar si los participantes generan anticuerpos contra el virus SARS-CoV-2. Mientras que los voluntarios elegidos primero deberán someterse a una extracción de sangre y después a un exudado nasofaríngeo para conocer su estado general de salud.

Posteriormente se les aplicará la vacuna y se les dará un monitoreo constante para verificar si presentan efectos secundarios, molestias o cualquier tipo de inconveniente. Mientras que 28 días después se les tomará una muestra sanguínea para conocer el desarrollo de anticuerpos y así determinar la efectividad de la inmunización.