Urgencias médicas – aprendiendo en casa

Enfrentarse con una situación considerada urgente obliga a actuar y pedir asistencia inmediata1; sin embargo, no todas las situaciones de pérdida de la salud hacen consultar. En muchas oportunidades las personas deciden automedicarse o esperar. El 97% de las personas se automedica, argumentando comodidad, economía, evitarse perder tiempo, y entonces, encuentran una solución más rápida a su situación2.

Desde la enfermería, es importante comprender el significado que las familias le dan a las acciones que realizan cuando se enfrentan a una situación de urgencias, lo que permitirá crear programas de educación que brinden herramientas para actuar en dichas circunstancias de manera segura, porque no siempre consultan a un servicio de salud. Unido a que, los resultados contribuyen a dilucidar la función de enfermería en el contexto de las urgencias domiciliarias, la cual no se ha desarrollado lo suficiente.

En las situaciones de urgencias surgen, como respuesta, la distribución automática de tareas entre las personas que están al lado del paciente, que buscan ayudarle a recuperar la salud, evitándole el sufrimiento. Estas tareas no son planeadas, son de carácter automático, dependiendo de la urgencia que las personas le otorgan al evento de salud.

La tarea de cada una de las personas involucradas depende de su conocimiento y personalidad. No hay imposición para ninguno. En la dinámica familiar cada quien sabe, según su personalidad y conocimiento, cuál es su función en un determinado momento.

El conocimiento que permite emprender acciones con cierta calma es un proceso aprendido culturalmente, a través de los medios de comunicación, del contexto social, por experiencias previas y por la educación brindada por el personal de salud.

Los conocimientos adquiridos les permite utilizar los recursos para solucionar las situaciones que se presenten sin cometer errores; dicho conocimiento de los signos clave para reconocer que una situación requiere consulta puede salvar vidas. Además del conocimiento, la personalidad de quienes están al lado del paciente puede determinar la tarea que asumen.

Cuando las personas se enfrentan con una situación de pérdida de la salud en sus casas y la consideran urgente, emprenden de manera automática acciones para brindar al paciente el cuidado necesario mientras llega la ayuda especializada o se deciden a buscarla. Dichas acciones se distribuyen entre las personas que están al lado del paciente, “cuidándose entre todos”3. La familia ha sido reconocida como una fuente de ayuda para el cuidado, especialmente cuando se enfrentan situaciones de pérdida de la salud4.

Para lograrlo, es indispensable la educación a la comunidad en cuanto a acciones en situaciones de urgencias, algunos autores5, 6 recomiendan aprovechar cada encuentro del personal de la salud con pacientes y familiares, para brindarles orientación; de igual forma, es recomendable que el personal de enfermería actúe de manera complementaria con los pacientes y cuidadores4.

Así pues, es esencial ofrecer educación, orientación y apoyo en todos los contactos que los profesionales tengan con los pacientes y su familia y valorar las fuentes de conocimiento de cada quien de acuerdo a su contexto y aprendizajes culturales7.

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio de Centroamérica y El Caribe
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica

MATERIAL EXCLUSIVO PARA USO DE FUERZA DE VENTAS DE RB PARA PROFESIONALES DE LA SALUD. PROHIBIDA SU DISTRIBUCIÓN A PÚBLICO

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. González G, Valencia ML, Agudelo NA, Acevedo L, Vallejo IC. Morbilidad sentida de las urgencias médicas y la utilización de los servicios de salud en Medellín, Colombia, 2005-2006. Biomédica. 2007; 27: 180-181.
  2. Tobón MF. Estudio sobre automedicación en la Universidad de Antioquia, Medellín, Colombia. 2002; 15(4): 246.
  3. De la Cuesta C. Cuidado artesanal: la invención ante la adversidad. Medellín: Universidad de Antioquia, Facultad de enfermería; 2004. p. 132.
  4. De Souza M, Wegner W, Gorini M. Educación en salud: una estrategia de cuidado al cuidador lego. Rev Latino-Am Enfermagem [Internet]. 2007 [consultado nov. 26 de 2021]; 15(2): 337-343. Available from: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0104-11692007000200022&lng=en. doi: 10.1590/S0104-11692007000200022
  5. Peplau HE. Relaciones interpersonales en enfermería: un marco de referencia conceptual para la enfermería psicodinámica. Mayorca: Salvat; 1990. p. 17, 19.
  6. Leininger M, Mcfarland M. Transcultural nursing:essential knowlwdge dimensions. 3a ed. New York: McGraw-Hill; 2002. p. 11.
  7. Lopera Betancur, Martha Adiela. (2009). Atención de la urgencia en casa: una reacción automática. Investigación y Educación en Enfermería27(1), 54-59. Retrieved November 26, 2021, from http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0120-53072009000100005&lng=en&tlng=es