El trabajo que todo el personal médico realiza implica múltiples riesgos por delante. En primera instancia están los altos niveles de estrés y ansiedad que se provocan por todas las actividades de una jornada cotidiana. Mientras que las exigencias suelen predisponer a muchos a desarrollar el Síndrome de Burnout. Aunque una de las cuestiones más complicadas es cuando un paciente presenta un diagnóstico que no es favorable. Inclusive todavía más difícil es cuando alguien que atiendes fallece.

En ese sentido, siempre es preciso recordar que a pesar de la alta preparación los doctores son humanos y no pueden hacer milagros. Aunque pongan su mayor esfuerzo en ocasiones no pueden hacer todo. En tanto que en el extremo opuesta también se encuentran los galenos que no actúan de buena forma y es puede derivar en acciones mortales de consecuencias legales.

Pese a lo anterior, nunca será justificable la violencia en cualquiera de sus vertientes. En especial cuando se trata contra las personas que todos los días arriesgan su vida por los pacientes.

Acciones que no son justificadas ni deben ocurrir

Todo esto es debido a un reciente incidente ocurrido en la India. En el Hospital Modelo Odali en Assam era atendido un paciente que fue diagnosticado con Covid-19. Pese a que se hicieron todos los esfuerzos no fue posible salvar su vida y finalmente falleció.

El incidente aumento en magnitud cuando los familiares se enteraron y acusaron al médico encargado de ser el responsable. Pese a la carencia de una justificación, un grupo acudió de manera inmediata al nosocomio y entre todos atacaron al médico que atendió al paciente.

El penoso hecho quedó registrado en video y se puede observar la manera en que más de una decena de hombres ataca brutalmente al doctor. Las imágenes son perturbadoras y lo más alarmante es que en ningún momento se observa a una persona de seguridad que interfiera con las agresiones.

Inclusive no solo son ataques de golpes y patadas sino que el médico también recibió insultos verbales. Fue hasta más de una hora después que arribaron policías de refuerzo y en total se logró la detención de 24 personas que participaron en la golpiza. Todas fueron arrestadas por su mala acción.

Por otra parte, esto se produce en el momento de mayor crisis que enfrenta la India. La segunda ola de casos ha sido la más mortífera en el mundo y hasta ahora ya son más de 354 mil las personas fallecidas por Covid-19.