La pandemia por Covid-19 mantiene un ritmo de alarma en algunas partes del planeta. Mientras en regiones como Europa y Estados Unidos se ha logrado un relativo control no significa que el problema haya terminado. De hecho, el abandono de las medidas de higiene y protección podría ser contraproducente y provocar un repunte como el que ahora vive Sudamérica. Además está el riesgo latente a una sindemia al sumarse otros problemas como el virus del Nilo Occidental.

Desde el año pasado se mencionó que algunos países tienen una alta probabilidad a combinar brotes o problemas de salud pública. En el caso de México el Covidengue es una de las mayores preocupaciones. Inclusive ya se han reportado casos de personas que al mismo tiempo se infectan de Covid-19 y dengue.

Un hecho inédito que causa preocupación

Pero ahora se encendieron las alarmas porque fue detectado el primer caso en el mundo de una misma persona que tiene el SARS-CoV-2 y el virus del Nilo Occidental. Este hecho tan particular ocurrió en Andalucía, España. De momento lo único que se ha indicado es que el afectado es un paciente varón y su estado de salud es delicado.

Con base en los reportes iniciales, no se ha podido identificar si la persona infectada primero se contagió de Covid-19 o del virus del Nilo Occidental. De cualquier forma ya se encuentra internada en un hospital y se menciona que ha desarrollado meningoencefalitis.

Ahora bien, uno de los aspectos que causa más preocupación es que todavía no es la época del año en que suelen aparecer los casos del virus del Nilo Occidental. Por lo mismo se sospecha que la circulación del mosquito causante de transmitir esta enfermedad se ha adelantado.

Por otra parte, el virus del Nilo Occidental fue identificado por primera vez en Uganda en 1937. Al poco tiempo se expandió por el resto de África y al final llegó al resto del mundo.

¿Cuáles son sus síntomas?

Con respecto a la sintomatología de los pacientes infectados, suelen desarrollar las siguientes molestias:

  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Náuseas.
  • Vómito.
  • Erupciones cutáneas.

Mientras que uno de los problemas es que cuando el paciente no recibe atención a tiempo puede sufrir de afectaciones en su sistema nervioso central. Como consecuencia se generan cuadros de meningitis o meningoencefalitis que pueden ser mortales. Ahora el problema es que si se combina con la Covid-19 el riesgo es todavía mayor.

Tan solo en España que ahora es el país afectado se registraron siete decesos y 77 enfermos graves durante el año pasado. En tanto que en México la presencia del virus del Nilo Occidental es mínima aunque se han llegado a identificar casos en estados como Yucatán.