E. coli, la bacteria resistente a los antibióticos más común.

La Escherichia coli o mejor conocida como E. coli es la bacteria resistente a antibióticos que se empieza a encontrar con mayor frecuencia en Europa de acuerdo con información del Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés).

E. coli es una bacteria que se transmite por el consumo de alimentos contaminados, como productos de carne picada cruda o poco cocida, leche cruda y semillas germinadas crudas contaminadas. Cabe mencionar que esta bacteria también se encuentra normalmente presente en los intestinos de los humanos.

Detrás de la E. coli se encuentran algunas otras bacterias que también forman parte de la preocupación a la resistencia bacteriana en Europa. Las bacterias son: S. aureus, K. pneumoniae, E. faecalis, P. aeruginosa, E faecium, S. pneumoniae y especies de Acinetobacter.

Veintinueve países de la Unión Europea informaron durante 2020 a la Red Europea de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos (EARS-Net) la existencia de bacterias en su población.

En un informe que presentaron para la EARS-Net en 2020 para detallar la resistencia bacteriana encontraron que varía ampliamente según la especie bacteriana, el grupo antimicrobiano y la región geográfica.

E. coli y K. pneumoniae presentaron resistencia a los carbapenémicos, mientras que E. faecium tuvo resistencia a la vancomicina. Estás bacterias que presentaron resistencia tuvieron un crecimiento significativo durante 2016 y 2020.

Notas relacionadas: