El calzado laboral en el medio sanitario

Algunos estudios revelan que el 95% de los accidentes en el medio hospitalario podrían evitarse con una correcta cultura preventiva1. El calzado laboral es uno de los elementos fundamentales a la hora de prevenir y evitar lesiones, por lo que debe ser lo más adecuado posible a las actividades del profesional. El uso del calzado laboral adecuado favorece la salud del trabajador y su rendimiento. Por ello, el calzado debe adecuarse a las necesidades del entorno de trabajo y a las exigencias del trabajador2.

Las tres cuartas partes de las jornadas laborales de los profesionales sanitarios se realizan en bipedestación, y de este porcentaje gran parte se realiza deambulando, lo cual obliga el uso de un calzado adecuado que ayude a retrasar la fatigan en sus pies y pernas3.

No es posible recomendar un único calzado para todo el colectivo de profesionales sanitarios, debido a que, en función de su cargo, el calzado necesita tener unas características especiales. Así, cuando el trabajo se desarrolla en bipedestación estática, desplazamiento constante, se realiza constante traslado de pesos o equipos, es recomendable usar un tipo de calzado adecuado a ello.

Según la actividad realizada por el personal sanitario se diferencian dos tipos de calzado:

Si permanece mucho tiempo de pie, estático, se desplaza poco y no manipula cargas, es recomendable usar un calzado zueco (abierto en el talón) con una tira posterior que asegure la estabilidad, amortigua los impactos y contribuye a un menor desplazamiento relativo entre el pie y el calzado4.

Si por el contrario la persona manipula cargas o realiza desplazamientos constantes, se recomienda un calzado cerrado para aumentar la estabilidad y la protección del pie.

El personal sanitario es un grupo poblacional relativamente joven, que desarrolla su jornada laboral en bipedestación, sobre pisos duros y lisos, y expuestos a agentes biopeligrosos5.

Comúnmente, se describen diferentes lesiones entre el personal sanitario. Pero, relacionadas con el calzado laboral inadecuado se pueden referenciar: piernas cansadas, esguinces de tobillo, calambres musculares, dedos en garra, edemas maleolares, metatarsalgia, fascitis plantar, hiperqueratosis, dolores de espalda.

El calzado zueco

El calzado zueco es el más utilizado en el medio sanitario. Pero, al ser analizado en profundidad, se evidencian sus carencias, lo que indica que, este tipo de calzado es inadecuado para su uso frente a las tareas cotidianas del personal sanitario en general.

El calzado sanitario ideal

El calzado ideal debe proporcionar funcionalidad y confort. Características determinadas por la interacción de características tales como6:

  • La adaptación a los movimientos eficientes del pie.
  • Facilitan una marcha eficaz, para disminuir el cansancio.
  • Fáciles de poner y quitar.
  • Peso liviano.
  • Brinda estabilidad, flexibilidad y la adecuada protección de las articulaciones.
  • Amortiguación.
  • Agarre y propulsión.

En concusión, el personal sanitario debe tener en cuenta las características del calzado laboral que más se adapte a las exigencias de su trabajo cotidiano.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Prevención de riesgos laborales en el sector sanitario [Internet]. Riojasalud.es. [citado 18 de septiembre de 2021]. Disponible en: https://www.riojasalud.es/servicios/prevencion-riesgos-laborales/articulos/prevencion-de-riesgos-laborales-en-el-sector-sanitario
  2. De Antonio García, M La elección del calzado ergonómico en el medio ambiente sanitario Medicina y seguridad del trabajo, 1997; XLIV (174): 2534
  3. Pega F, Náfrádi B, Momen NC, Ujita Y, Streicher KN, Prüss-Üstün AM, et al. Global, regional, and national burdens of ischemic heart disease and stroke attributable to exposure to long working hours for 194 countries, 2000-2016: A systematic analysis from the WHO/ILO Joint Estimates of the Work-related Burden of Disease and Injury. Environ Int. 2021;154(106595):106595.
  4. García Belenguer, AC Calzado para el personal sanitario Revista de biomecánica, julio 1999; 24: 1524
  5. González García JC et al. I+D+I dirigida a la industria del calzado y sus componentes. Valencia. IBV 2006
  6. Pérez M. Estudio del calzado laboral de uso más frecuente (1 parte). Revista Española de Podóloga 1993 julio-agosto; 5(4): 197211.