Aunque la violencia e inseguridad no son temas nuevos en nuestro país, lo que más preocupa es que pasan los años y se mantienen presentes. Las promesas de cada gobernante tienden a ser las mismas pero la situación no cambia. Siempre es necesario que ocurra un acontecimiento para que se alce la voz y se exijan cambios verdaderos de fondo. Al final, el deseo de todos los mexicanos es vivir en paz y poder salir a las calles sin temor ni incertidumbre.

Cada vez son más los grupos de mexicanos que se suman a una petición a las autoridades para que realmente exista un cambio. El día de hoy han sido los estudiantes de Medicina los que han puesto el ejemplo en cuanto a organización para mostrar su inconformidad.

Desde la mañana, miles de alumnos de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) organizaron un movimiento al que denominaron en redes sociales #MegaMarchaUniversitaria. De esta manera, las calles de la capital poblana fueron tomadas por jóvenes que, con batas blancas, alzaron la voz en contra la violencia que viven día a día.

A su vez, la manifestación no sólo estuvo conformada por estudiantes de Medicina de las dos instituciones mencionadas. También se sumaron jóvenes de otras carreras e inclusive otras universidades. Al final, los altos índices delictivos afectan a toda la población y no sólo a un gremio en específico.

¿Qué detonó esta marcha?

Con respecto al hecho que generó el enojo de la comunidad estudiantil, se trata de un triste suceso que ha puesto en luto al campo de la Medicina en México. Es el asesinato múltiple ocurrido hace unos días en Santa Ana Xalmimilulco, Puebla. Como te informamos, fueron asesinados tres estudiantes de Medicina, de los cuales dos eran de origen colombiano y estaban en nuestro país como parte de su formación para convertirse en galenos profesionales.

De igual forma, el crimen motivó que el movimiento #NiUnaBataMenos acudiera al Palacio Nacional en la Ciudad de México para solicitar una entrevista con el presidente Andrés Manuel López Obrador. Aunque no se logró por completo el objetivo, sí se captó la atención de las autoridades. Al final se dio a conocer que se acordó una cita para el 20 de marzo con representantes del gobierno federal.

Soluciones inmediatas

Aunque lo cierto es que el tema de la creciente violencia e inseguridad no pueden esperar. Por tal motivo los jóvenes en Puebla salieron a las calles el día de hoy. Su reclamo es un reflejo de la preocupación que enfrentan millones de personas en todo el país. Aunque ya se conoce el problema, ahora lo más importante es encontrar una solución.