Cada vez son más las farmacéuticas que se encuentran en la última etapa de pruebas de sus vacunas contra la Covid-19. Es indispensable el seguimiento de los protocolos para asegurar que realmente funcionan para lo que fueron creadas y que no provocan efectos adversos mayores. Aunque el mundo requiere de una solución inmediata contra la crisis sanitaria, se deben respetar todos los pasos porque de lo contrario la posible solución puede ser contraproducente.

En ese sentido, una de las características de los ensayos clínicos fase 3 es que las vacunas son aplicadas en miles de personas y en distintos países. El objetivo es analizar el comportamiento del insumo en poblaciones diversas y así poder identificar la eficacia de cada proyecto.

Precisamente el día de hoy fue presentado el resultado final del trabajo encabezado por Pfizer y BioNTech. Lo más destacado es que muestra una efectividad del 95 por ciento, con lo que se convierte en el mejor del mundo hasta el momento. Inclusive se indica que en adultos de más de 65 años la protección es todavía mayor.

Otra compañía hará pruebas finales en México

Mientras tanto, existen más compañías que se encuentran a punto de iniciar la última etapa de ensayos de sus respectivos proyectos. Una de ellas es Janssen, la cual forma parte de la estadounidense Johnson & Johnson.

Para la realización de las pruebas fase 3 de su vacuna eligió a México y se prevé que al menos cinco mil habitantes de nuestro país reciban la inoculación para verificar su funcionamiento. Aunque todavía no existe una fecha oficial de inicio, la etapa de selección dará inicio antes de que concluya noviembre.

En el caso de este ensayo, se llevará a cabo en conjunto con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). De acuerdo con lo mencionado por Niels Hansen Wacher Rodarte, jefe de la Unidad de Investigación en Epidemiología Clínica del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, será un proceso bastante estricto tanto para el resguardo de los insumos como para la aplicación de la vacuna.

En el caso de la Ciudad de México, se tiene contemplado que participen el CMN Siglo XXI y la Unidad Médica Familiar (UMF) 20. Aunque todavía no está confirmado, se prevé que también se integre la UMF No. 198 del Estado de México, además de otras unidades en el resto del país.

¿Qué se necesita para participar?

Con respecto a los requisitos, son tres los principales que se van a tomar en cuenta para poder participar como voluntario y recibir la vacuna.

  • Personas mayores de 18 años.
  • Pacientes con y sin comorbilidades (diabetes, hipertensión, obesidad).
  • Preferencia a quienes no han tenido Covid-19.

Lo que falta por definir es el inicio de la convocatoria, aunque se prevé es que se lleve a cabo mediante una invitación directa dentro de las propias unidades del IMSS.

Con respecto al procedimiento, Wacher Rodarte señaló que después de hacer una revisión exhaustiva se van a seleccionar a los voluntarios aprobados. Cada uno recibirá la inoculación y será vigilado durante media hora para analizar si presenta reacciones inmediatas. En caso de no mostrar problemas mayores podrán retirarse y continuar con sus actividades cotidianas.

Mientras que cada uno de los participantes será monitoreado dos veces por semana durante un período de dos meses. Al final se podrá obtener un resultado con respecto a la posible generación de anticuerpos y el nivel de eficacia de la vacuna.

Objetivo de la vacuna

Finalmente, algo muy importante mencionado por el especialista es que el objetivo de la vacuna no es evitar que la persona no contraiga la Covid-19 sino que, en caso de infectarse, las complicaciones y secuelas sean las menores posibles.

Mientras que por otra parte, se debe recordar que con esto, Johnson & Johnson se convertirá en la segunda farmacéutica en iniciar sus ensayos clínicos finales en México. Precisamente hace unos días la china CanSino ya empezó las pruebas en siete entidades de nuestro país.