El impacto provocado por la Covid-19 en México ha sido tan fuerte que ya se trata de la tercera causa de muerte más frecuente en el país. Se ubica apenas por debajo de las enfermedades cardíacas y la diabetes. Inclusive ha derivado en que el 2020 ya sea el año con más decesos en la historia del país. Se trata de un problema bastante serio que parece no contar con una solución real a corto plazo. Por lo tanto, mientras no se consiga una vacuna lo ideal es conservar las medidas generales de higiene y limpieza.

En ese sentido, con base en el reporte más reciente de la Secretaría de Salud (SSa), ya suman 972 mil 785 casos totales y 95 mil 225 defunciones por esta cepa de coronavirus. Aunque lo peor es que se estima que durante el fin de año se mantenga la tendencia por la temporada invernal. Inclusive desde ahora ya existen otros factores a considerar como la influenza que pueden aumentan las complicaciones.

Precisamente por el actual panorama es que la SSa adquirió 300 mil pruebas que pueden detectar de manera simultánea la Covid-19 y la influenza. Ambas infecciones generan síntomas bastante similares entre sí y eso puede confundir al personal médico. De hecho, en algunos casos puede conducir al inicio de un tratamiento erróneo que ponga en peligro la integridad del paciente.

Ahora bien, otro aspecto que se debe de tomar en cuenta es que a pesar de los esfuerzos del personal sanitario, no siempre es posible conseguir la recuperación de las personas infectadas. En días pasados te compartimos los nombres de los hospitales públicos del país en donde han fallecido más personas por esta nueva enfermedad. Ahora es momento de conocer a los nosocomios privados en los que se ha presentado la misma situación.

Hospitales en donde han fallecido todos los pacientes intubados

Con base en Milenio, los dos hospitales privados en donde absolutamente todos los pacientes con Covid-19 ingresados han fallecido son Intermédica y Marfil, ambos ubicados en Hidalgo. Mientras que en el Sanatorio Infantil Angelopolitano, de Puebla, se reporta una tasa de mortalidad del 75 por ciento.

La cifra resulta bastante superior a la del Hospital General de Zona (HGZ) No. 30, del IMSS en Mexicali, Baja California. Actualmente es considerado como el nosocomio público en el que han fallecido más pacientes por Covid-19, con 789 hasta el momento. En su caso, cuatro de cada 10 intubados no logran sobrevivir. Mientras que en las dos unidades mencionadas arriba la tasa es del 100 por ciento.