Los medicamentos comunes pueden ayudar a estimular la resistencia a los antibióticos

Los hallazgos abren la preocupante posibilidad de que los medicamentos no antibióticos puedan contribuir a la resistencia a los antibióticos.

43

Más de una cuarta parte de los medicamentos no antibióticos inhiben el crecimiento de bacterias en el intestino humano. Y pueden contribuir a la resistencia a los antibióticos, sugiere una investigación reciente.

SOBRE EL ESTUDIO

Muchas especies de bacterias viven en el intestino humano, conocidas colectivamente como microbioma intestinal. Y los antibióticos pueden afectar el equilibrio. Pero el efecto de los medicamentos no antibióticos sobre las bacterias intestinales no estaba claro.

Investigadores del Laboratorio Europeo de Biología Molecular, en Alemania, probaron alrededor de 1.000 medicamentos en 40 especies de bacterias intestinales. De 923 no antibióticos probados, 250 afectaron el crecimiento de al menos una de las especies de bacterias intestinales.

El daño colateral de los antibióticos fue sorprendente

“La cantidad de medicamentos no relacionados que afectan a los microbios intestinales como daño colateral fue sorprendente. Sobre todo porque mostramos que es probable que la cantidad real sea aún mayor”, dijo el coautor del estudio, Peer Bork, en un comunicado de prensa del laboratorio.

Bork señaló que el cambio en la composición de las bacterias intestinales contribuye a los efectos secundarios de los medicamentos. Pero también podría ser parte de la acción beneficiosa de los medicamentos.

El coautor Kiran Patil señaló que los científicos tienen mucho más que aprender

“Todavía no sabemos cómo la mayoría de estos medicamentos se dirigen a los microbios. Cómo se manifiestan estos efectos en el huésped humano y cuáles son los resultados clínicos”, dijo Patil.

“Necesitamos estudiar cuidadosamente estas relaciones. Ya que este conocimiento podría mejorar drásticamente nuestra comprensión y la eficacia de los medicamentos existentes”.

Los hallazgos abren la preocupante posibilidad de que los medicamentos no antibióticos puedan contribuir a la resistencia a los antibióticos, agregó otro coautor.

“Esto da miedo, considerando que tomamos muchos medicamentos no antibióticos en nuestra vida, a menudo durante períodos prolongados”. Dijo el coautor Nassos Typas. “Aún así, no todos los medicamentos afectarán a las bacterias intestinales y no todas las resistencias serán comunes.

En algunos casos, la resistencia a antibióticos específicos desencadenará sensibilidad a antibióticos específicos, abriendo caminos para diseñar combinaciones óptimas de medicamentos”.

¿Terapias farmacológicas personalizadas?

Los investigadores dijeron que su estudio es el primero en investigar las interacciones directas entre los medicamentos comercializados de todo tipo y las bacterias intestinales individuales.

Esta línea de investigación también podría conducir a terapias farmacológicas personalizadas, según el coautor del estudio, Georg Zeller.

Es probable que muchas interacciones fármaco-microbio sean individuales

“Todos portamos diferentes especies bacterianas, además de varias comunes, y además de eso, tenemos diferentes individuos de la misma especie llamados cepas. Estas cepas pueden tener funcionalidades muy diferentes, incluida la respuesta a los medicamentos”, dijo Zeller.

“Por tanto”, añadió, “es probable que muchas interacciones fármaco-microbio sean individuales, abriendo caminos para terapias farmacológicas personalizadas dirigidas al microbioma intestinal individual”.

Los hallazgos aparecen en la edición del 19 de marzo de la revista Nature.

Notas relacionadas:

Síntomas que indican que debes hacerte o recomendar una prueba de COVID-19

ESTUDIO: ¿Por qué no se debe omitir la segunda dosis de la vacuna COVID-19?

México tiene ‘guardaditas’ 19.4 millones de vacunas COVID sin usar

OJO: ¡México ya tiene fecha para pico de tercera ola de COVID-19!