De momento se desconoce una fecha en específica para obtener la primera vacuna contra la Covid-19. Aunque existen nueve proyectos en la última fase clínica, todavía falta por esperar los resultados que muestren su funcionamiento. Inclusive existe la posibilidad de que generen efectos adversos y eso detenga su producción como ha ocurrido con AstraZeneca. Aunque no se debe olvidar que también existe otro camino por explorar.

Además de las vacunas también se trabaja en tratamientos contra esta nueva cepa de coronavirus. A la fecha el personal médico debe utilizar los fármacos a su alcance para crear combinaciones específicas para cada caso. Dentro de las opciones autorizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) se encuentra la dexametasona y los esteroides. Ambos han mostrado ayudar a reducir la mortalidad aunque sólo en pacientes en estado muy grave y con la autorización previa de un especialista.

Tratamiento novedoso será aplicado en México

De manera paralela se trabaja en nuevas opciones de curación y ahora una de ellas será probada por primera vez en nuestro país. La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, dio a conocer que la capital participará en el ensayo clínico de un nuevo tratamiento recomendado para pacientes con síntomas de leves a moderados de la enfermedad.

En el plano internacional, el ensayo es posible gracias a la colaboración del Instituto Max Planck, de Alemania; el Instituto Pasteur, el cual tiene su sede en Corea del Sur; y la Universidad de Kentucky. Mientras que por la parte nacional van a participar las siguientes instituciones:

  • Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.
  • Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez.
  • Hospital General Manuel Gea González.
  • Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación.
  • Agencia Digital de Innovación Pública.

En cuanto al tratamiento, consiste en los fármacos Mesilo de Camostat y Artemisia, ambos inhibidores de serina proteasas. Aunque en un inicio fueron concebidos contra la pancreatitits y esofagitis, en pruebas realizadas en Japón se ha verificado que funcionan contra la Covid-19.

Características de los pacientes participantes

Con respecto al ensayo clínico, dará inició este 14 de septiembre y ya se tiene seleccionados a 360 personas. Todas son personas que dieron positivo a la prueba de este nuevo virus pero no han desarrollado complicaciones. Todos tienen más de 18 años aunque se dio preferencia a adultos mayores con alguna de las principales comorbilidades detectadas: diabetes, hipertensión y obesidad.

El tratamiento será a distancia así que cada participante recibirá los fármacos en su domicilio y serán monitoreados para analizar su evolución. Además se indicó que podrían presentarse efectos secundarios aunque ninguno de gravedad. Mientras que se contempla una duración total de 40 días para el tratamiento.

A partir de los resultados podría convertirse en una nueva opción recomendada para pacientes contagiados que todavía no hayan desarrollado complicaciones ni problemas de gravedad.