Pasa el tiempo y todavía no ha sido posible lograr un control real de la actual emergencia sanitaria en nuestro país. A la fecha suman más de 821 mil casos positivos y 83 mil defunciones por Covid-19. Aunque durante las últimas semanas ha existido una disminución en la incidencia, el problema se mantiene latente. Inclusive las decisiones tomadas por el gobierno provocaron un fuerte enfrentamiento en el Senado de la República. Durante su comparecencia, el Dr. Hugo López-Gatell fue acusado de exceso de soberbia y ser el máximo responsable de la tragedia nacional que se vive.

Por otra parte, hoy por la mañana fue confirmado por el canciller Marcelo Ebrard que México tiene convenios con las farmacéuticas AstraZeneca, Pfizer y CanSino para recibir dosis de los proyectos en los que trabaja cada una. Inclusive ya se ha pagado un anticipo de 160 millones de dólares para ser uno de los primeros países en obtener las vacunas contra la Covid-19 lo más pronto posible.

De esta manera, desde diciembre de este año y durante todo el 2021 se tiene previsto recibir alrededor de 100 millones de dosis para la población. Todas serán gratuitas para la población y de ninguna manera se planea comercializar con los insumos.

Cómo se hará la selección para la aplicación de vacunas

En ese sentido, un tema que se ha mantenido pendiente es el referente a quiénes serán los primeros en recibir las inmunizaciones. Aunque se garantiza que todos los mexicanos serán vacunados, no a todos se les podrá aplicar la protección desde un inicio. Ante el elevado número de habitantes es necesario hacer un filtro para mantener un orden.

Al respecto, el titular de la Secretaría de Salud (SSa), Jorge Alcocer Varela, fue directo. Afirmó que el personal médico será el primero en recibir la vacuna en nuestro país. Por su labor y contacto directo con los pacientes tienen un elevado riesgo de contagio así que son la primera prioridad.

Después de ellos se encuentran las personas que pertenecen a cualquiera de los otros grupos vulnerables, como adultos mayores, pacientes con enfermedades crónicas y embarazadas.

Con respecto a los jóvenes o quienes no tienen alguna comorbilidad, no es que sean excluidos sino que se considera que pueden esperar para recibir la inoculación. Todos ellos sí serán vacunados pero en un segundo plazo.

Mientras de momento se tienen aseguradas 100 millones de dosis, se prevé que a futuro se compren más insumos para poder garantizar que absolutamente todos los mexicanos reciban esta necesaria protección contra la Covid-19. Será hasta que la mayoría de la población ya tenga la inmunización que se podrá hablar de un regreso a las actividades cotidianas como eran antes de la pandemia.