OJO: Cenar tarde aumenta un 50 por ciento el riesgo de padecer diabetes

Cenar tarde, menos de dos horas antes de acostarse, aumenta el riesgo de diabetes en un 50 por ciento, según un estudio.

Cenar tarde, menos de dos horas antes de acostarse, aumenta el riesgo de diabetes en un 50 por ciento, según un estudio.

La investigación indica que cenar a una hora muy cercana a la hora de acostarse aumenta la diabetes

Liderada por la catedrática de la Universidad española de Murcia Marta Garaulet, en colaboración con la Universidad Americana de Harvard y el Hospital General de Massachusetts en Boston. La investigación indica que cenar a una hora muy cercana a la hora de acostarse afecta a la glucosa tolerancia, especialmente en aquellos con una variante de riesgo genético en el receptor de melatonina llamado MTNR1B.

Esto sucede, indica el estudio, financiado por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, porque la melatonina endógena, que se genera durante la noche cuando se acerca la hora de dormir, está involucrada en las alteraciones de la glucosa que se producen en el metabolismo.

Las personas que además tienen la mencionada variable genética tienen menos secreción de insulina por parte del páncreas cuando comen tarde debido a la presencia de esa melatonina.

La melatonina hace que el páncreas reduzca la producción de insulina

Los resultados sugieren que, en presencia de alimentos, la melatonina hace que el páncreas reduzca la producción de insulina, lo que hace que aumente el azúcar en la sangre.

Según estudios previos de Garaulet, se considera cena tardía aquella que se realiza unas dos horas antes de acostarse, ya que el organismo empieza a producir melatonina media hora antes de dormir.

La principal novedad del estudio es que se ha podido establecer la relación entre el funcionamiento de la insulina pancreática y la melatonina.

Pasos simples para reducir el riesgo de diabetes

Controla tu peso

El exceso de peso es la causa más importante de la diabetes tipo 2. Tener sobrepeso aumenta siete veces las posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2. Ser obeso lo hace de 20 a 40 veces más propenso a desarrollar diabetes que alguien con un peso saludable.

Perder peso puede ayudar si tu peso está por encima del rango de peso saludable. Perder del 7 al 10 % de tu peso actual puede reducir a la mitad las posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2.

Muévete y deja el celular 

La inactividad promueve la diabetes tipo 2. Trabajar los músculos con más frecuencia y hacerlos trabajar más duro mejora su capacidad para usar la insulina y absorber la glucosa. Esto pone menos estrés en las células productoras de insulina, así que cambia parte de tu tiempo sentado por tiempo de ejercicio.

Ajusta la dieta

Cuatro cambios en la dieta pueden tener un gran impacto en el riesgo de diabetes tipo 2.

1. Elegir granos integrales y productos de granos integrales en lugar de granos refinados y otros carbohidratos altamente procesados.
2. Omitir las bebidas azucaradas y elegir agua, café o té en su lugar.
3. Consumir grasas saludables.
4. Limitar la carne roja y evitar la carne procesada; come nueces, frijoles, granos integrales, aves o pescado en su lugar.

NO FUMAR

Finalmente, la diabetes tipo 2 es un padecimiento que se agrega a la larga lista de problemas de salud relacionados con el tabaquismo. Los fumadores tienen aproximadamente un 50 % más de probabilidades de desarrollar diabetes que los no fumadores, y los fumadores empedernidos tienen un riesgo aún mayor.

Notas relacionadas:

¿Qué pasa si tengo el ácido úrico alto?

¿Por qué el Viagra no es una ‘cura’ para COVID-19?

Tendencias que marcarán la medicina estética en 2022