¿Qué causa una perforación gastrointestinal? 4 padecimientos que pueden ser preocupantes

Una perforación gastrointestinal puede ser muy peligrosa, tanto que se requiere de atención médica inmediata.

134

Por más doloroso que parezca, una perforación gastrointestinal se trata de un pequeño orificio que se forma en órganos de importancia como el estómago, intestino grueso, intestino delgado, la vesícula biliar o en el recto cuando los padecimientos primarios se complican, describe la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Infecciones intestinales en México

Las infecciones intestinales fueron el segundo tipo de enfermedad más común en México en 2019. Ese año, se habrían estimado un total de 5,4 millones de casos en el país. La mayoría de dichos casos se presentaron adultos de entre 25 y 44 años de edad, y en niños pequeños de uno a cuatro años. El grupo con la menor cantidad de casos fue aquel de la población de más de 60 y menos de 65 años.

Por otra parte, también puede ser el resultado de un trauma, por ejemplo, una herida de arma blanca o por el impacto de una bala que perfore alguno de los órganos que conforman el aparato gastrointestinal.

Una perforación gastrointestinal puede ser muy peligrosa, tanto que se requiere de atención médica inmediata, pues si las bacterias, las hace, el ácido estomacal, restos de comida o bilis ingresan a la cavidad abdominal, corres el riesgo de padecer peritonitis, en el peor de los casos, la infección llega al torrente sanguíneo y causa sepsis, una infección mortal.

¿Qué padecimientos causan una perforación gastrointestinal?

Ojo, existen algunos padecimientos que debes tener bajo la lupa, no sólo porque afectan tu calidad de vida, sino también porque pueden dañar tus órganos.

  1. Colitis ulcerativa
  2. Apendicitis
  3. Infección en la vesícula biliar
  4. Diverticulitis
  5. Enfermedad de Crohn

¡No te aguantes! Busca ayuda médica de inmediato

Si ya estás diagnosticado con alguno de estos padecimientos y de la nada presentas síntomas como dolor abdominal intenso, endurecimiento en zona abdominal, cansancio, escalofríos, fiebre, náuseas, vómito o te cuesta trabajo respirar. ¡No te aguantes! Busca ayuda médica de inmediato, actuar a tiempo podría hacer la diferencia entre la vida y la muerte.

Una vez que llegas a este punto, el médico debe realizar una cirugía para cerrar el orificio ocasionado y limpiar cualquier tipo de desecho que se haya filtrado a la cavidad peritoneal, como las heces, bilis o ácidos estomacales.

En algunos casos, es necesario extirpar una parte del intestino para permitir que el contenido intestinal se drene, mediante un estoma o colostomía. Sin embargo, aún con la cirugía pueden presentarse complicaciones a la salud:

  1. Absceso abdominal
  2. Infarto intestinal
  3. Colostomía permanente
  4. Infección en la herida
  5. Infección en el torrente sanguíneo (sepsis)

¡No te dejes para “después”! Atender a tiempo tu salud te evitará sufrir grandes dolores de cabeza, cuídate mucho.

Notas relacionadas:

Consecuencias del vapeo; ¿afecta la salud bucodental?
¿Qué problemas puede conllevar tomar bicarbonato de sodio con agua?
CDC: Los niños que han enfermado de COVID corren más riesgo de diabetes tipo…