A pesar de la actual emergencia sanitaria que se vive hay otros problemas igual de graves que se deben atender. Uno de los principales es la violencia que ni siquiera por las condiciones actuales ha disminuido. A diario se reportan casos de agresiones y ataques mortales en todo el territorio nacional. Cualquiera se encuentra expuesto a ser víctima de este tipo de incidentes y eso incluye al personal médico. Inclusive en fechas recientes se han vuelto “comunes” este tipo de incidentes.

Asesinatos de profesionales de la salud siguen en aumento

El caso más reciente ocurrió durante la tarde de este 13 de septiembre en la ciudad de Acapulco. Mientras el gastroenterólogo Javier Kuri Guido conducía su automóvil marca BMW por una de las avenidas principales fue alcanzado por un comando armado que se transportaba en una motocicleta.

Los sujetos dispararon en reiteradas ocasiones contra el médico y de inmediato huyeron. Como consecuencia el Dr. Kuri Guido perdió el control de su coche y se estrelló contra otro que estaba estacionado. Aunque a los pocos minutos llegaron los paramédicos en una ambulancia fue demasiado tarde porque el doctor ya no presentaba signos vitales.

Como parte de la investigación en curso se encontraron seis impactos de bala en el vehículo. Mientras que por la forma en que ocurrieron los hechos se infiere que se trató de un ataque directo y no un intento de robo o secuestro.

Los trabajos de las autoridades estatales se mantienen en curso aunque hasta ahora no hay detenidos ni sospechosos.

Por su parte, de inmediato la comunidad de profesionales de la salud en Guerrero ha mostrado su indignación por lo ocurrido. Además han pedido de forma enérgica que este crimen no quede impune y lo más pronto posible se detenga a los responsables. Mientras que también exigen una mayor seguridad para todo el gremio y para la población en general.

Ahora bien, lo que genera una fuerte preocupación es que se trata del tercer ataque mortal de las mismas características que se comete contra un médico en menos de dos semanas.

Casos recientes que se han reportado

El pasado 2 de septiembre te informamos del asesinato de un neurocirujano mientras circulaba en su automóvil BMW por las calles de la Ciudad de México. El crimen ocurrió a plena luz del día y en una de las avenidas más transitadas de la capital.

Por su parte, el 9 de septiembre se registró un asesinato en Ciudad Juárez, Chihuahua. La víctima fue el Dr. Sergio Eduardo Espejo Guasco, quien viajaba en su vehículo marca Mercedes Benz.

En los tres casos mencionados fueron utilizadas armas de fuego y todavía no queda claro el motivo de cada crimen. Pero mientras antes se creía que era peligroso ser médico en las zonas rurales ahora queda demostrado que es una profesión de alto riesgo en cualquier parte del país. Hasta en las grandes ciudades que son las más protegidas y existen cámaras de seguridad ocurren ataques de esta magnitud.