Actualmente existen cuatro proyectos de vacuna contra la Covid-19 que se perfilan dentro de las principales opciones por ser las más avanzadas. Son las que ya concluyeron todas las etapas de desarrollo o están a punto de hacerlo. Por lo tanto, cualquiera de ellas podría ser la primera en comenzar a ser aplicada de forma masiva alrededor del mundo. Aunque se tenía previsto que fuera durante el 2021, al menos una de ellas podría iniciar en diciembre de este año en países como Estados Unidos y México.

En este caso se trata de la diseñada por Pfizer y BioNTech debido a que es la única que ya terminó la fase 3 de ensayos clínicos. Como resultado mostró una eficacia del 95 por ciento en los más de 40 mil voluntarios que la recibieron. Ahora corresponde a las autoridades nacionales como la Agencia Americana del Medicamento (FDA) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) autorizar su uso inmediato.

Vacuna rusa es de alta eficacia

Por su parte, otra de las inmunizaciones más avanzadas del mundo es la Sputnik V, diseñada por el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología Gamaleya del Ministerio de Salud de la Federación de Rusia y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF). En días previos se reveló que los resultados preliminares mostraron una eficacia del 92 por ciento.

Pero ahora, las autoridades rusas dieron a conocer el resultado del segundo análisis provisional llevada a cabo durante el ensayo clínico fase 3. La singularidad de la vacuna rusa radica en el uso de dos vectores diferentes, basados en el adenovirus humano, lo que permite una respuesta inmune más fuerte y duradera en comparación con las vacunas que utilizan el mismo vector para dos inyecciones. Los datos preliminares de los voluntarios, 42 días después de la primera inyección (y 21 días después de la segunda inyección), cuando éstos ya han generado una respuesta inmune estable, muestran que la efectividad de la vacuna es del 95 por ciento.

De acuerdo con el protocolo de los ensayos clínicos de fase III de la vacuna Sputnik V, su eficacia provisional se calcula con base en tres puntos de control estadísticamente significativos: al alcanzar los 20, 39 y 78 casos de la nueva infección entre los sujetos del grupo placebo y del grupo que recibió la vacuna. El segundo análisis provisional se realizó sobre la base de 39 casos confirmados, detectados en el grupo de placebo (31 casos) y en el grupo de vacuna (8 casos). La proporción entre el grupo placebo y el grupo vacunado es de 1 a 3.

Efectos secundarios y precio final

A fecha de 24 de noviembre, el estudio no ha revelado ningún acontecimiento adverso inesperado. Algunos de los vacunados tuvieron acontecimientos adversos de corta duración, como dolor en el lugar de la inyección y síntomas pseudogripales, incluyendo fiebre, debilidad, fatiga y dolor de cabeza. El próximo análisis de datos provisionales se llevará a cabo cuando se alcance el tercer punto de control y se confirmen 78 casos de coronavirus entre los participantes del estudio. El análisis de los datos finales estará disponible al final de los ensayos clínicos de fase III.

De tal forma, ahora la vacuna rusa muestra una eficacia igual a la de Pfizer. Mientras que también se anunció que el proyecto ruso consta de dos dosis y su precio final será menor a 10 dólares por dosis para mercados internacionales.