Después del inicio de la campaña de vacunación masiva contra la Covid-19 se logró inmunizar a cerca de 100 mil profesionales de la salud en un día. Se trata de una cifra elevada aunque todavía restan otras 330 mil dosis por administrar lo más pronto posible. Una de las mayores desventajas del insumo desarrollado por Pfizer y aprobado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) es que debe permanecer almacenado en ultracongeladores o pierde su eficacia.

Ahora bien, de acuerdo con el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, la aplicación de la vacuna no ha presentado contratiempos mayores. Los mayores incidentes se presentaron en un inicio cuando directores de hospitales quisieron imponer su autoridad para inmunizar a familiares. Al momento en que se identificó esta mala práctica se iniciaron las investigaciones y se advirtió que quien cayera en ella sería severamente castigado.

Principales dolencias y malestares que provoca la vacuna

Por otra parte, otro tema en el que abundó el funcionario es en el referente a las reacciones adversas asociadas a la vacuna que se han presentado. Enfatizó que hasta el momento se han identificado 360 casos en nuestro país. Aunque de ellos la amplia mayoría han sido leves y prácticamente se solucionan durante los 30 minutos posteriores a la inoculación. Los más frecuentes han sido los siguientes:

  • Astenia.
  • Dolor.
  • Dificultad para respirar.
  • Diarrea.
  • Taquicardia.
  • Tos.
  • Dolor muscular.
  • Dolor de articulaciones.
  • Náuseas.

En tanto que también existen 12 casos que han sido catalogados como Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación e Inmunización (Esavi). Todos han sido analizados y nueve ya fueron descartados pero todavía quedan tres situaciones graves que se mantienen en revisión.

Eventos adversos graves que han ocurrido

De los tres que menciona, el primero en presentarse fue el de la Dra. Karla Cecilia Pérez Osorio, quien es médica internista en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 7 de Monclova, Coahuila. Ante las complicaciones que presentó minutos después de recibir la vacuna tuvo que ser internada. El diagnóstico final es que se trata de un caso de encefalomielitis aunque de manera eventual ha logrado recuperar la movilidad de extremidades. Lo que se sabe es que cuenta con un antecedente de alergia al Trimetroprim con sulfametoxazol y presuntamente eso habría provocado la reacción adversa y no precisamente la inmunización.

Otro de los tres casos graves ocurridos hasta el momento es el de la enfermera Aracely Paloma, quien también labora en el HGZ No. 7 de Monclova. La joven de 33 años acudió a recibir la inmunización debido a que se encuentra en la primera línea de batalla.

Fue pocos minutos después de la inyección que presentó molestias como adormecimiento de extremidades inferiores. En primera instancia fue trasladada a su propio hospital para ser atendida. Debido a que los malestares aumentaron en intensidad y aparecieron otros como erupción cutánea, crisis convulsivas y dificultad para respirar se decidió enviarla a un hospital de tercer nivel en Monterrey para recibir la atención de especialistas.

A raíz de todo lo mencionado, una de las contraindicaciones de la vacuna de Pfizer es que personas con alergias graves deben ser valoradas a fondo antes de ser candidatas a recibir la inmunización. De lo contrario se corre el peligro de que se presenten más situaciones con las antes descritas.