El mayor anhelo de cualquier médico emprendedor es contar con su propio consultorio. Se trata de un objetivo válido al que se debe aspirar, aunque para conseguirlo se requiere de años de esfuerzo y dedicación. Además de conseguir un renombre entre los pacientes también es indispensable una fuerte inversión financiera por la inversión inicial que representan un negocio de este tipo.

En ese sentido, un consultorio médico también implica el pago mensual de diversos servicios. Todos ellos son necesarios para cumplir con las regulaciones vigentes y hacer más agradable la experiencia del paciente. Es imposible pensar en una atención óptima sin la disposición de agua o energía eléctrica, por ejemplo.

Por lo anterior, un aspecto que siempre debes de tener en mente es que existen formas para reducir los gastos de tu consultorio médico. Aunque el primer beneficio es el económico, no es el único. También vas a obtener otros relacionados con el medio ambiente y el espacio físico dentro de tu espacio de trabajo.

Dicho lo anterior, te compartimos algunos consejos que puedes poner en práctica para disminuir los gastos dentro de tu consultorio médico. Siempre serán de utilidad, en especial en momentos complicados como los provocados por la pandemia de Covid-19.

Digitaliza tu consultorio médico

El mundo se ha transformado en los últimos años y tu consultorio no se puede quedar fuera de estos cambios. Por ley debes almacenar los expedientes clínicos de tus pacientes y hasta hace poco toda la información se reguardaba en papel. Hoy eso ya no es necesario gracias a la posibilidad de digitalizar los archivos.

En el pasado ya te hemos recomendado los expedientes clínicos electrónicos para reducir espacio dentro de tu consultorio. Con esto vas a liberar mucho espacio dentro de tu lugar de trabajo porque lo que antes ocupaban los archiveros ahora lo puedes almacenar en una computadora.

Además debes considerar que no sólo vas a volver más práctico tu trabajo y vas a reducir espacio sino que también vas a obtener un importante ahorro de dinero. Al digitalizar tu consultorio todos los gastos en papelería serán mínimos.

Disminuye tu consumo de luz eléctrica

Si cuentas con tu propio consultorio médico sabes que el consumo de luz eléctrica tiende a ser demasiado elevado. Aunque existen algunos equipos que siempre deben de permanecer conectados, en otros no es necesario y con ellos puedes empezar para disminuir los gastos.

Cuando el consultorio esté cerrado puedes desconectar los aparatos que no sean esenciales. Además también puedes incorporar ahorradores de luz, como por ejemplo los contadores de tiempo y movimiento o los interruptores de potencia para detectar si hay una persona en el consultorio.

Ahorra agua en el baño del consultorio

Por disposición oficial todos los consultorios médicos deben contar con un baño y eso representa un gasto en el pago de agua. En ese sentido, también existen formas de reducir el consumo del vital líquido y al mismo tiempo lograr que tu espacio de trabajo sea amigable con el ambiente.