¿Cómo puede ayudar el poder de la gratitud en tu desarrollo personal?

La gratitud es una actitud vital, un compromiso de amor con lo que recibimos. El poder de la gratitud es infinito y es que tienes que entender para alcanzar cualquier cosa que desees en la vida. Esto es algo que, la gran mayoría de personas tardan mucho en darse cuenta.

El poder de todo lo contrario: el no agradecer

En la gran mayoría de ocasiones, tendemos a darle mucha importancia a las cosas que no tenemos:

  • Nos quejamos de nuestro trabajo, de nuestra familia, de nuestra pareja, etc.
  • Nos quejamos cuando tenemos pareja y también cuando no la tenemos.
  • Nos quejamos de nuestro trabajo, pero cuando no tenemos trabajo, desearíamos tener el peor trabajo del mundo.
  • Renegamos de nuestros padres y cuando nos faltan es difícil llenar ese vacío.
  • Criticamos a todo el mundo.
  • El físico también es una fuente continua de quejas.

Por ello, deberías observar todo sobre lo que te quejas y apuntarlo en un papel. Esto te hará ser más consciente.

Cómo llevar a cabo la práctica del poder de la gratitud

Siempre debes aprender a cambiar de actitud a ver qué es lo que pasa. Es decir, debes darte la oportunidad de probar a hacer las cosas de otra forma.

Si quieres empezar a poner en práctica el poder de la gratitud, deberías poner las cosas por escrito. Esto te va a facilitar darte cuenta de todo lo que habías pasado por alto. Es por ello por lo que debes hacer una lista con todo por lo sientas que debes estar agradecido. Si la lista es muy larga, estás en buen camino, pero si ocurriera lo contrario (la lista es muy corta) el problema es más grave de lo que piensas.

Así que se puede decir que al sentirte agradecido por todo lo que se pone en tu camino, seguro que vas a seguir recibiendo regalos inesperados. Por lo tanto, cada mañana, antes de salir de casa, debes acordarte de todos los motivos que te hacen tener gratitud hacia la vida y dar gracias por cada cosa, a cada paso y seguir haciéndolo cada vez que encuentres un motivo.

Esto se convertirá, poco a poco, en un hábito precioso y todo a tu alrededor va a tomar otro color. Lo que está claro es que el poder infinito de la gratitud te va a llenar el alma de alegría y bondad puesto que la gratitud se expande como el fuego y eso es algo que no hay nadie que lo pare y solo te va a permitir disfrutar de cosas buenas.