Crean un nuevo hidrogel inyectable para la reparación del cartílago

Un equipo de investigadores ha desarrollado un hidrogel inyectable para su uso en la reparación de cartílagos dañados.

84

Es muy necesario un andamio de hidrogel para la aplicación directa de ingeniería de tejidos en la reparación artroscópica de cartílago irrigado con agua. Sin embargo, tales hidrogeles deben curar rápidamente bajo el agua, unirse fuerte y permanentemente al tejido circundante y mantener suficiente resistencia mecánica para resistir la presión hidráulica de la irrigación artroscópica.

Sobre el hidrogel y su estudio:

Por lo que algunos expertos se dieron a la tarea de investigar esto y crear un nuevo hidrogel inyectable para la reparación del cartílago.

Un equipo de investigadores afiliado a una serie de instituciones en China ha desarrollado un hidrogel inyectable para su uso en la reparación de cartílagos dañados. En su artículo publicado en la revista Science Advances, el grupo describe cómo hicieron su hidrogel, cómo se puede aplicar y qué tan bien funcionó cuando se probó en ratones y cerdos.

¿Cómo funciona la reparación del cartílago?

La reparación del cartílago rasgado o erosionado ha mejorado drásticamente en los últimos años a medida que los científicos han aprendido a cultivar condrocitos (células que se convierten en cartílago) y a utilizarlos para estimular el crecimiento de nuevo cartílago.

Por lo general, se cultivan en estructuras en parches que luego se aplican al área que necesita reparación. Sin embargo, un inconveniente importante de tal tratamiento es la necesidad de cortar la piel y dejar abierta la zona a tratar.

Dicho tratamiento puede llevar a una recuperación dolorosa durante varios meses. En este nuevo esfuerzo, los investigadores han desarrollado un tipo de hidrogel que se puede utilizar para el mismo tipo de tratamiento sin necesidad de cirugía.

SOBRE EL HIDROGEL Y SU USO INNOVADOR…

El hidrogel desarrollado por el equipo implicó el uso de polimerización iniciada por luz, así como compuestos orgánicos de imina reticulados inducidos por luz. El resultado fue un gel que se podía aplicar a un andamio y que se endurecía solo cuando se exponía a la luz ultravioleta.

Esto significaba que un andamio podía enrollarse en una forma muy pequeña e insertarse mediante inyección en el sitio que necesitaba reparación. A continuación, se podría inyectar el gel sobre el andamio.

Una vez en su lugar, todo lo que se necesitaba para que el gel se endureciera en su lugar era hacer brillar una luz ultravioleta sobre el área impactada. El gel se endurecería en diez segundos permitiendo que el andamio con su carga de condrocitos creciera cartílago nuevo.

Así se probó

Los investigadores probaron una variedad de formas de andamios utilizando ratones de laboratorio y finalmente se decidieron por una forma de estrella. Luego probaron su gel inyectando varios ratones y permitiendo que el cartílago creciera durante ocho semanas.

Tiempo después, probaron su enfoque utilizando cerdos que tenían cartílago defectuoso y monitorearon el crecimiento del cartílago mediante escáneres de resonancia magnética. Descubrieron que después de aproximadamente seis meses, se restauró el cartílago en los cerdos.

Aún faltan más estudios…

Los investigadores planean continuar probando su enfoque de hidrogel y esperan comenzar pronto los ensayos en humanos; si todo sale bien, esperan que su enfoque se convierta en un tratamiento estándar para la reparación del cartílago.

Notas relacionadas:

Así es como el COVID-19 puede afectar la boca de tus pacientes

¿Por qué las mujeres son más propensas a los efectos secundarios de la vacuna…

Ssa frena TOTAL amparos para que niños se vacunen contra COVID