La industria farmacéutica enfrenta uno de los retos más grandes de la historia debido a la pandemia de Covid-19. El problema de salud que ya ha provocado más de 800 mil muertes se mantiene vigente en la mayoría de naciones, por lo que se requiere de una solución a corto plazo. Pese a que el diseño de vacuna toma un promedio de diez años, para este caso se han roto todos los pronósticos y se estima que las primeras dosis podrían estar listas antes de que concluya este 2020.

Las vacunas contra la Covid-19 más avanzadas

En ese sentido, existen distintos proyectos que se llevan a cabo alrededor del mundo aunque sólo seis están en estos momentos en la fase 3 de ensayos clínicos. Aunque todos tienen el mismo objetivo también existen diferencias entre cada uno que los vuelve único.

Una de las vacunas más avanzadas es la diseñada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford. A diferencia del resto es la única que ofrecería una doble protección. Además de producir anticuerpos también genera linfocitos T citotóxicos. Con el apoyo de ambos se atacan y neutralizan las células infectadas con mayor efectividad y a largo plazo.

Aunque un obstáculo que se ha manejado desde hace meses es que existen varias cepas del virus SARS-CoV-2. De hecho, los recientes casos de pacientes con reinfección en el mundo así lo han demostrado. Por lo tanto se infiere que sería necesario contar con varios tipos de vacuna.

El proyecto más completo de su tipo

La solución a este inconveniente llegaría gracias a la compañía china Sinovac que está a punto de iniciar la última etapa de su proyecto de vacuna. A decir del equipo desarrollador, lo que la vuelve mejor al resto es funciona contra más de 20 cepas diferentes de coronavirus.

Con base en los ensayos que se han realizado se ha detectado que después de dos dosis el 97 por ciento de los voluntarios han desarrollado anticuerpos. Aunque lo más atractivo es que ha tenido la misma eficacia para diferentes tipos de este virus.

Por su parte, la empresa también asegura que la inoculación ofrecería protección durante al menos dos años. Mientras que afirma que tiene la capacidad de producir hasta 300 millones de dosis por año. A partir de esta cifra se tiene pensado destinar una cantidad para el mercado extranjero.

Por lo pronto ya se alista el inicio de la última etapa de desarrollo y en caso de que los resultados se repitan entonces la vacuna podría estar lista antes de que termine este 2020. A partir de lo anterior podría ser la mejor vacuna de su tipo en todo el mundo.