x

Gráfica del día: Razones por las que los mexicanos no asisten a consulta médica

El 43% de los encuestados en cuyos hogares se presentaron síntomas de alguna enfermedad NO asistieron a ninguna consulta médica
consulta médica

De acuerdo a una encuesta realizada entre julio y agosto del año pasado, un 43% de los encuestados en cuyos hogares se presentaron síntomas de alguna enfermedad y no asistieron a consulta médica, dijeron no haberlo hecho porque no hay citas o las dan mucho tiempo después. Además, cerca de una cuarta parte no podía pagar medicamentos y consultas ¿Pero, por que otras razones por las que los mexicanos no asisten a consulta médica?

Gráfica del día: Razones por las que los mexicanos no asisten a sus consultas médica

consulta médica

¿Por qué los pacientes dejan de acudir a consulta médica?

Simple y corto, las principales causas del ausentismo de pacientes no solo se repiten de un centro a otro, sino que en su mayoría, son evitables:

  1. Largas distancias entre la clínica y el domicilio del paciente.
  2. Horarios de atención poco convenientes.
  3. Olvido de la cita porque se agendó con mucha anticipación.
  4. Situaciones de último minuto que le impiden asistir.
  5. No ven el valor de la revisión médica o la creen innecesaria. Desconocen el impacto de su inasistencia, parece un acto sin consecuencias.

¿Qué se puede hacer al respecto?

Puesto que son los pacientes los que finalmente tienen en sus manos la decisión de asistir o no a una consulta, es imposible reducir el ausentismo al 100%. Sin embargo, sí hay acciones que podemos poner en marcha para educar al paciente y disminuir significativamente el impacto de esta problemática.

1. Siempre que sea posible, ofrece la teleconsulta como una opción

Implementa un sistema de teleconsulta fácil y seguro de usar. Pero no solo eso, hazles saber a tus pacientes que cuentas con esta opción para que puedan recurrir a ella en caso de que tengan dificultades para trasladarse hasta tu centro médico.

2. Optimiza tu lista de espera para ofrecer mejores horarios cuando sea posible

Es inevitable que los pacientes cancelen o reagenden sus citas, pero siempre puedes ofrecer esos huecos disponibles a otros que tengan cita después para ver si ese nuevo horario les acomoda mejor que el que actualmente les fue asignado.

Esta práctica te sumará muchos puntos, puesto que generalmente los horarios más populares son los más cómodos y si ofreces un lugar disponible dentro de estos intervalos, tus pacientes lo agradecerán y en la mayoría de los casos, harán lo posible por no faltar.

3. Envíales recordatorios unos días antes y hasta con 24 h de antelación

Sobre todo cuando se llevan tratamientos largos o que requieren de varias visitas, los pacientes prefieren reservar con anticipación para evitar pasar nuevamente por el proceso de reserva (llamar, esperar, pocas opciones de horarios, etcétera). Y prefieren apartar un lugar incluso con varios meses por delante. El problema es que en la mayoría de los casos, probablemente lo olviden y no sientan necesario volver a reagendar si se sienten mejor de salud.

Lo mejor que podemos hacer en este caso es recordarles su cita unos días antes, 72 horas suele ser un tiempo aceptable, y nuevamente hasta 24 horas previas a la cita para solicitar una confirmación más formal. Esto crea una sensación de compromiso y hará que tus pacientes asistan o por lo menos, llamen para cancelar si surgió algún imprevisto.

4. Sensibilízalos sobre la importancia de atenderse y cancelar anticipadamente

La mayoría de los pacientes olvidan que hay más personas esperando una cita para recibir atención médica y que al no asistir, le quitan la oportunidad a alguien más de atenderse en ese mismo espacio. Además, si es una consulta de seguimiento y para el paciente significa un gran tiempo de traslado o de costos por transporte o estacionamiento, es mucho más probable que lo dejen pasar.

En estos casos, es importante educar y sensibilizar con mensajes de comunicación claros y oportunos. Incluso puedes incluirlos en los recordatorios de cita si los mandas por email o mensajes de WhatsApp. De esta manera, tus pacientes por lo menos llamarán para reagendar o cancelarán anticipadamente para no afectar a alguien más.

Otro consejo, sobre todo si se trata de consultas regulares como es el caso de las terapias psicológicas. Puedes implementar una política de cancelaciones que obligue a tus pacientes a avisar por lo menos con 24 horas de anticipación para evitar pagar por el total o por una fracción del precio de la consulta.

Notas relacionadas:

Esta es la IRREVERSIBLE afección que sufre la esposa de Will Smith

Síntomas de la menopausia MENOS conocidos que podrían sorprenderte

10 alimentos para evitar el cansancio y el dolor de cabeza

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD