10 signos de que tendrías que estudiar Tecnología Médica

La tecnología médica es un área del conocimiento que complementa a las Ciencias de la Salud y cuya finalidad es llevar a cabo procedimientos de investigación, diagnóstico y tratamiento de diversas enfermedades bajo la vigilancia y supervisión del médico tratante. Esta es una de las formaciones más desconocidas y punteras y que, cada vez, tiene mayor demanda.

El llamado tecnólogo médico es el experto que colabora con otros expertos de la medicina en labores como diagnósticos, exámenes, diagnósticos y tratamientos. Además realiza investigaciones básicas en las que se aplica la tecnología para así buscar patologías en áreas biomédicas. Es por eso por lo que este profesional posee conocimientos elevados en áreas y disciplinas muy diversas como la química, la tecnología, las matemáticas, la física y, por supuesto, las Ciencias de la Salud.

Estas son las características que debes tener para estudiar Tecnología Médica

Si alguna vez te has planteado el estudiar para ser un profesional de la Tecnología Médica, a continuación te vamos a ofrecer un listado con algunas de las características que deberías cumplir y que si las tienes, tendrías que reflexionar sobre si esta es tu futura profesión o no.

  1. Sabes, a la perfección, lo que es un hemograma y qué significa cuando un valor está alterado.
  2. Cuando alguien se realiza el examen de colesterol sabes la diferencia entre LDL (lipoproteína de baja densidad o colesterol malo), HDL (lipoproteína de alta densidad o colesterol bueno), colesterol total, triglicéridos y VLDL (lipoproteína de muy baja densidad).
  3. Te encantan los microscopios, las máquinas de Rayos X, los laboratorios y los equipos de otorrinolaringología y oftamológicos.
  4. Más de una vez (incluso lo has buscado en Internet), te has preguntado cómo se ve un virus con un microscopio.
  5. Cuando una radiografía está cerca de ti, te obsesionas por mirarla y tratar de entender qué significa: si estará todo bien o hay alguna anomalía por descubrir.
  6. Esperas con ansias aprender de las hormonas, sus funciones, qué órgano la secreta y las enfermedades que pueden causar los desniveles en el organismo. Y si ya las viste, fue una de tus clases favoritas.
  7. Te has cuestionado muchas veces cómo funcionan la resognancia magnética nuclear, la medicina nuclear, la radiología, la tomografía y o cualquier examen de imagenología y física moderna.
  8. Siempre te has preguntado qué le hacen a tu orina o muestras de sangre para saber los valores que te entregan posteriormente.
  9. Te encantaría saber cómo se mide la audición, el vértigo, el equilibrio, etc.
  10. Cuando has ido al oftalmólogo te gustaría estar al otro lado de las máquinas que miden tu visión.

Así que si has leído estas características y te has sentido identificado, esto será un signo de que tu vocación puede ser el estudiar Tecnología Médica.

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio latinoamericano
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica