El caníbal de Atizapán ¿por qué no es saludable el canibalismo?

Este lunes 27 de junio se estrenó la serie sobre el Caníbal de Atizapán, pero además de lo ético y moral ¿porqué comer carne humana es un peligro?

  • Este lunes 27 de junio se estrenó la serie documental llamada “Caníbal, indignación total”, que aborda la problemática del feminicidio en México. El primer capítulo es sobre el caníbal de Atizapán 
  • Si eliminamos de la ecuación todas las cuestiones éticas y morales que existen acerca del canibalismo, ¿qué otras razones deberíamos tener en cuenta si quisiéramos pasarnos a una dieta rica en grasa humana?
  • Un gran riesgo del canibalismo son los priones.

 

Este lunes 27 de junio se estrenó la serie documental llamada “Caníbal, indignación total”, que aborda la problemática del feminicidio en México.

El proyecto realizado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), intenta concientizar acerca de los feminicidios en México, de acuerdo con el ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar.

“Todas y todos tenemos que verla para reflexionar juntos y para cambiar juntos nuestro país”, dijo en un video difundido a través de Twitter.

Las autoridades cuentan el horror que encontraron al llegar a la vivienda del caníbal

En este primer capítulo se abordó cómo es que detuvieron al “Caníbal de Atizapán”, desde el reporte que recibieron las autoridades para realizar el operativo hasta su captura y lo que encontraron en su domicilio.

Las autoridades cuentan el horror que encontraron al llegar a la vivienda de Mendoza quien obtuvo el sobrenombre de “El Caníbal de Atizapán” porque mantenía restos de sus víctimas en un refrigerador. También describen que encontraron sangre en una sartén preparada con chile y otras especias. También describen que encontraron maquillaje y ropa de sus víctimas, machetes, cuchillos y sangre en los muebles.

Tras ser detenido, confesó que había comido carne de sus víctimas.

Pero, ¿por qué no es saludable el canibalismo?

Si eliminamos de la ecuación todas las cuestiones éticas y morales que existen acerca del canibalismo, ¿qué otras razones deberíamos tener en cuenta si quisiéramos pasarnos a una dieta rica en grasa humana? Dicho de otra forma, hay una razón (nutricional) por la que comernos los unos a los otros no es lo más adecuado.

Para empezar, ahora sabemos que la carne humana es una fuente de calorías sorprendentemente baja en comparación con otras carnes rojas. Según un estudio, el músculo humano contiene aproximadamente 1.300 calorías por kilogramo. Eso es mucho menos que la carne de vaca y nada comparado con la carne de oso o jabalí, por ejemplo.

Además, según AsapSCIENCE, un gran riesgo del canibalismo son los priones. Un prion es una versión de una proteína normal que ha tenido una alteración en su forma y que no solo pierde su función sino que se vuelve infeccioso.

Cuando un prion entra en un organismo sano, convierte otras proteínas sanas en priones, generando una reacción en cadena que altera la salud del individuo generando enfermedades.

Las enfermedades producidas por priones generan huecos en el cerebro y pueden conducir a la muerte.

Además a diferencia de otras enfermedades infecciosas, los priones no pueden eliminarse con calor o radiación. Y si bien pueden estar presentes en cualquier tejido o músculo suelen aparecer en el cerebro y en los tejidos nerviosos espinales.

Esto significa que al consumir carne humana con priones, hay una probabilidad de contraer infección, y esto aumenta todavía más si se consumen el cerebro.

Actualmente, lo más parecido que tenemos en la sociedad actual es la llamada placentofagia, cuando una mujer (o Tom Cruise) se come su placenta después de dar a luz.

La idea es que puede aumentar los niveles de energía y reducir el riesgo de depresión posparto al estabilizar las hormonas. Incluso actualmente hay empresas estadounidenses que trituran la placenta en polvo para que pueda tomarse como cualquier otro suplemento vitamínico, sin membargo, también es peligroso.