x

Guerra en Ucrania: los riesgos de los accidentes nucleares para la salud

RUSIA podría encontrarse con: 15 reactores de energía nuclear. Los cuales, podrían traer accidentes nucleares devastadores a la salud.
accidentes nucleares

La movilización militar a gran escala de Rusia en la frontera de Ucrania tiene precedentes históricos sombríos. Pero si RUSIA aprieta el gatillo, se encontrará con un peligro que ningún ejército invasor ha enfrentado antes: 15 reactores de energía nuclear, que generan aproximadamente el 50% de las necesidades energéticas de Ucrania en cuatro sitios. Los cuales a su vez, podrían generar accidentes nucleares devastadores para la salud.

Las instalaciones podrían convertirse efectivamente en minas radiológicas

accidentes nucleares

Los reactores presentan un espectro desalentador. En caso de impacto, las instalaciones podrían convertirse efectivamente en minas radiológicas. Y la propia Rusia sería víctima de los consiguientes desechos radiactivos transportados por el viento. Dada la vulnerabilidad de los reactores nucleares de Ucrania y la devastación humana y ambiental que se produciría si el combate los dañará.

Las centrales eléctricas son objetivos comunes en los conflictos modernos, porque destruirlas inhibe la capacidad de un país para continuar luchando. Pero los reactores nucleares no son como otras fuentes de energía. Contienen enormes cantidades de material radiactivo, que puede liberarse de muchas maneras.

Los bombardeos aéreos o el fuego de artillería, por ejemplo, podrían romper el edificio de contención de un reactor o cortar las líneas vitales de refrigerante que mantienen estable su núcleo. También podría ocurrir un ataque cibernético que interrumpa las operaciones de la planta, al igual que una interrupción de la energía externa de la que dependen las plantas nucleares para seguir funcionando.

En el caso de los accidentes nucleares, si el núcleo de un reactor se derritiera, los gases explosivos o los escombros radiactivos saldrían de la estructura de contención. Una vez en la atmósfera, los efluentes se asentarían a lo largo de miles de kilómetros, arrojando elementos radiactivos ligeros a muy tóxicos en los paisajes urbanos y rurales. Y el combustible nuclear gastado podría causar más devastación si se incendiaran las piscinas de almacenamiento.

¿Cómo impactan los accidentes nucleares a la salud?

Además de los daños causados ​​por incendios y explosiones, los accidentes también liberan materiales radiactivos que pueden causar enfermedades por radiación. La exposición a la radiación por encima de un cierto umbral, que generalmente solo recibe a los trabajadores y los equipos de emergencia en una planta afectada. Causa el síndrome de radiación aguda a las pocas horas de la. dependiendo de la dosis de radiación. Esto varía desde erupciones en la piel, vómitos y diarrea, hasta coma y muerte.

La radiación daña el ADN, especialmente cuando se ensambla en células en división. Eso significa que los tejidos que contienen muchas células en división, como el revestimiento del intestino, la piel y la médula ósea, corren mayor riesgo de sufrir daños. Las dosis suficientemente altas también dañan las células cerebrales y tales dosis son invariablemente fatales.

Sin embargo, se pueden tratar daños menos severos. El daño intestinal altera el equilibrio de líquidos y puede provocar una infección en la sangre; el daño a la médula significa que no se producen células sanguíneas para coagular y combatir infecciones. Si se pueden manejar esos problemas, las personas pueden mantenerse con la vida suficiente para que se regeneren los intestinos y la médula. Una hormona humana clonada que aumenta la producción de glóbulos blancos a veces ayuda; hay poco mas.

Actualmente, los temores al terrorismo nuclear han inspirado recientemente más fondos para la investigación de nuevos tratamientos, la mayoría destinados a limitar la muerte celular en los tejidos dañados.

Notas relacionadas:

La OMS comparte los tres síntomas post-COVID más prevalentes

Se confirma la relación entre este grupo sanguíneo y la COVID-19 grave

Las 5 principales pruebas de diagnóstico por imagen (y para qué sirven)

 

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD