Día Mundial del Trastorno Bipolar: por favor, deja de creer en estos 4 mitos

¡Derribando mitos! HOY en el Día Mundial del Trastorno Bipolar te presentamos 4 mitos, en los que porfavor, debes dejar de creer.

Según los Institutos Nacionales de la Salud, el trastorno bipolar es un trastorno mental que provoca cambios inusuales en el estado de ánimo, la energía, los niveles de actividad, la concentración y la capacidad para realizar las tareas diarias.

Día Mundial del Trastorno Bipolar

El trastorno bipolar tiene ciclos o episodios que pueden durar días, semanas o incluso meses

Todos tenemos nuestros altibajos, pero con el trastorno bipolar, estos picos y valles pueden ser más graves, desde los altibajos de la manía en un extremo hasta los mínimos de la depresión en el otro. A diferencia de los típicos cambios de humor que pasan rápidamente, el trastorno bipolar tiene ciclos o episodios que pueden durar días, semanas o incluso meses.

El trastorno bipolar es difícil de diagnosticar y, a menudo, puede pasarse por alto o confundirse con otras enfermedades mentales. Dado que el trastorno bipolar tiende a empeorar sin tratamiento, es importante aprender cómo se ven los síntomas para que más personas no sufran innecesariamente.

Por lo que HOY en el Día Mundial del Trastorno Bipolar te presentamos 4 mitos, en los que porfavor, debes dejar de creer.

Día Mundial del Trastorno Bipolar: por favor, deja de creer en estos 4 mitos

MITO: Todas las personas bipolares son iguales.

No todas las personas bipolares son iguales. Experimentan diferentes tipos y en diferentes niveles de gravedad.

¿Qué dicen los expertos?

Es importante tener en cuenta que el trastorno bipolar es una experiencia diferente para cada persona, cada una con sus propias complejidades. Puede diferir de persona a persona y tener diferentes niveles de síntomas.

Hay dos tipos principales de la enfermedad: bipolar I y II.

  1. Trastorno bipolar I: Períodos de manía severa y depresión.
  2. Trastorno bipolar II: implica “episodios hipomaníacos” menos graves, pero aún puede tener períodos de depresión grave.

Solo un pequeño porcentaje de personas bipolares experimentan lo que se denomina ciclos rápidos, en los que tienen numerosos episodios anímicos al año. Para la mayoría, sin embargo, el cambio lleva mucho más tiempo.

1. MITO: El trastorno bipolar solo afecta a los adultos.

Los niños pueden tener trastorno bipolar, pero el diagnóstico puede ser complicado ya que los niños son naturalmente temperamentales y malhumorados a veces. Los síntomas pueden y, a menudo, aparecen por primera vez durante la adolescencia, pero en promedio, se diagnostica a los 25 años.

¿Qué dicen los expertos?

El diagnóstico puede ser un desafío, porque una serie de otros trastornos infantiles, como la desregulación disruptiva del estado de ánimo y los trastornos de ansiedad, tienen síntomas similares o ocurren junto con el trastorno bipolar.

2. MITO: Las personas bipolares no pueden tener trabajos estables.

¿Qué dicen los expertos?

“No es cierto”, dicen los expertos. “Las personas bipolares pueden mantener trabajos. Hay tantas personas que viven con esto y tienen trabajos como profesores, científicos y médicos”.

Por ejemplo, la autora y psiquiatra, Kay Redfield Jamison, escribió sobre su propia batalla con él y todavía practica hoy.

Muchas personas con trastorno bipolar pueden mantener un trabajo, aunque algunas también tienen que trabajar duro para controlar sus pensamientos y estados de ánimo. A menudo, el trabajo puede dar a las personas un sentido de estructura en sus vidas, reducir la depresión y aumentar su confianza.

3. MITO: Las personas bipolares son maníacas o deprimidas.

Todos tenemos nuestros días en los que estamos “de mal humor”, pero alguien con trastorno bipolar experimentará cambios de humor que duran varias semanas o incluso períodos de un estado de ánimo equilibrado, llamado eutimia.

¿Qué dicen los expertos?

“Algunos alternan entre episodios de manía y depresión, pero la mayoría están más deprimidos que maníacos”. “Las personas con trastorno bipolar también pueden pasar largos períodos sin ningún síntoma”.

4. MITO: Los medicamentos son la única opción de tratamiento para el trastorno bipolar.

Si bien la medicación es definitivamente útil y una herramienta importante en el tratamiento del trastorno bipolar, la dieta, el ejercicio, el sueño adecuado y la psicoterapia también pueden ayudar a mantener a raya los síntomas.

¿Qué dicen los expertos?

“Para las personas con síntomas leves, es posible que no necesiten medicamentos”, dicen los expertos. Con condiciones más severas, los medicamentos generalmente se recomiendan como una de las herramientas a usar, entre otras. “El objetivo es estabilizar al paciente con el tiempo y continuar con los tratamientos incluso cuando se sienta bien”.

Notas relacionadas:

¿Por qué vacunarse contra la influenza? Su importancia es fundamental 

¿Sabes cómo elegir los zapatos médicos correctos? Acá algunos consejos

Arqueólogos encuentran la tumba de un cirujano que vivió hace más de un milenio